Empresas

Aguas Andinas y Junta de Vigilancia del Río Maipo solicitan renovar decreto de escasez hídrica

  • La medida busca priorizar el uso del agua para consumo humano
Río Maipo en el Cañón de Maipo, en los Andes. Imagen: Dreamstime.
Madrid

Frente al escenario de profunda escasez hídrica que atraviesa la zona central del país y que ubicó a la década de 2010 como la más seca de los últimos doscientos años, Aguas Andinas, en conjunto con la Junta de Vigilancia de la Primera Sección del río Maipo, solicitaron al Gobierno, a través de la Intendencia Metropolitana, renovar el decreto de escasez hídrica sobre la cuenca para el periodo comprendido entre marzo y septiembre de 2020. Ello, en la práctica, significa habilitar a la Junta de Vigilancia para tomar las medidas necesarias para privilegiar el consumo humano frente a otros usos del agua.

Esta solicitud de renovación se realiza en virtud de que el decreto original -solicitado también inicialmente por ambas instituciones- vence el 10 de marzo de este año, fecha en la que se cumplen los seis meses legales de funcionamiento desde su puesta en marcha y en un escenario en que el cauce del río disminuyó 55% en comparación con un año normal, al cierre de 2019, según el promedio histórico de los últimos 30 años.

"En el actual escenario se vuelve imprescindible desplegar todas las acciones necesarias para priorizar el consumo humano del agua por sobre otros usos. En ese sentido, hemos llevado a cabo un trabajo colaborativo y de gran disposición por parte de los regantes y usuarios de la primera sesión del río Maipo, lo que ha sido fundamental para enfrentar esta emergencia hídrica", expresó Alberto Blanco, director de Planificación Sustentable, Tecnología e Infraestructura de Aguas Andinas.

Por su parte Natalia Dasencich, encargada de asuntos legales de la Junta destaca que "si bien estos últimos meses han sido extremadamente complejos en la distribución, ha primado el bien común como objetivo y la coordinación entre los usuarios. Ello ha permitido iniciar un proceso de aprendizaje y adaptación a las nuevas circunstancias en el manejo de la cuenca, el cual debe ser sostenido en el tiempo", aseguró.

Aguas Andinas cuenta con un plan de inversiones por 500 millones de

dólares, que incluye obras de interconexión para llegar con agua a zonas con más

afectación

Cabe destacar que la solicitud se suma a la realizada en octubre pasado por parte de la empresa de servicios medioambientales para decretar zona de escasez hídrica en el río Mapocho, la que vence en abril, y a diversas acciones y campañas implementadas tanto por Aguas Andinas como por la Junta de Vigilancia del Río Maipo para enfrentar la compleja situación derivada de la mayor sequía del último siglo, la que ya se prolonga por más de una década, y que este año alcanzó la categoría de extraordinaria.

De este modo, Aguas Andinas cuenta con un plan de inversiones por 500 millones de dólares, el que contempla obras de interconexión de distintos sectores que permitan llegar con agua desde fuentes más seguras a zonas con más afectación, nuevos sondajes en lugares de mayor disponibilidad de acuíferos, la ampliación de plantas de producción e impulsar el reúso de aguas regeneradas provenientes de las biofactorías, ya que esta opción es la más segura y sustentable en el largo plazo para la ciudad de Santiago.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin