Empresas

La metodología circular que minimiza el impacto ambiental de los procesos

Foto: Plataforma Industria Circular.

El análisis de ciclo de vida trata los impactos ambientales potenciales a lo largo de todo el ciclo de vida de un producto o servicio, desde la adquisición de las materias primas, pasando por la producción, uso, tratamiento final, reciclado hasta su disposición final.

"La aplicación del Análisis de Ciclo de Vida (ACV) puede ayudar a decidir sobre la clase de materiales a usar, la fuente de energía, la gestión de residuos y de indicadores de desempeño ambiental más relevante, entre otros", explican Valentina Abello y Monserrat Ovalle, ambas ingenieras ambientales e investigadoras del proyecto Plataforma Industria Circular, de la Universidad de Valparaíso, en el Taller Introducción a la metodología y aplicación de Análisis de Ciclo de Vida.

El taller se realizó en dos sesiones, la primera -realizada el 27 de agosto- se centró en contenidos teóricos y tuvo por objetivo introducir la metodología de Análisis del Ciclo de Vida (ACV), de acuerdo a los requisitos establecidos en las normas NCh-ISO 14040 y NCh-ISO 14044, abordando conceptos claves y las principales etapas de la metodología de ACV (definición de objetivo y alcance, inventario, evaluación de impacto e interpretación). Además, se incluyeron aspectos de ACV – Social, a cargo del especialista Álvaro Bello.

Patricia Martinez, directora del proyecto, dio la bienvenida a los asistentes y explicó que "es fundamental conocer las implicancias medios ambientales que tienen los procesos de la elaboración de productos, desde su origen hasta de su venta, para eso, existe el Análisis de Ciclo de Vida".

El ACV cuenta con cuatro etapas, que no son lineales: "estas son la definición de objetivos y alcance, análisis de inventario, evaluación de impacto e interpretación", señaló Monserrat Ovalle, investigadora de Plataforma Industria Circular.

El objetivo es identificar el proceso que se quiere analizar y el alcance de éste, el análisis de inventario corresponde a la recopilación de los datos y los procedimientos de cálculo para cuantificar las entradas y salidas pertinentes de un sistema. Luego, se evalúa el impacto del ciclo de vida (ICV) de un sistema producto, para comprender su significancia ambiental. "Se examina desde una perspectiva ambiental, usando categorías de impacto e indicadores de categoría", concluyó Valentina Abello.

Elemento social

Para complementar el análisis de ciclo de vida y sus implicancias, Álvaro Bello, asistente social e investigador de proyecto, explicó sobre el análisis de ciclo de vida social: "es necesario definir los límites del sistema producto, que debe estar asociada a la utilidad del producto".

Bello también estimó que la evaluación de la sostenibilidad del ciclo de vida (LCSA, por sus siglas en inglés) es fundamental para tomar decisiones hacia productos más sustentables a lo largo de su ciclo de vida.

La segunda sesión del taller -llevada a cabo el 3 de septiembre- correspondió a los contenidos prácticos, enfocados a la modelación de ACV y uso del software SimaPro, con el objetivo de entregar conocimientos básicos de una modelación de análisis de ciclo de vida en el software, uno de los más difundidos a nivel internacional para estos efectos.

Luego de finalizado el taller, los participantes adquirieron los conocimientos para ser capaces de comprender elementos y etapas claves de la metodología de análisis de ciclo de vida; identificar datos de inventarios de ciclo de vida; conocer la estructura y bases de datos del software y distinguir las diferencias entre el ACV Ambiental y el ACV Social.

El taller de "Introducción a la Metodología y Aplicación de Análisis de Ciclo de Vida", se desarrolló como parte del proyecto FIC BIP 40004861-0, financiado con aportes del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de Valparaíso año 2017.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin