Empresas

La Unión Europea y Chile, unidos por la transformación digital

  • El Cyber Day 2020 fue uno de los mayores eventos de compras 'online' de Latam
Imagen: Dreamstime.
Madrid

Pese a los casi los 11.000 kilómetros que los separan, y que a Chile le falta aún un trecho para alcanzar su nivel de desarrollo, los efectos de la pandemia en la Unión Europea no han sido muy diferentes en cada lado, particularmente en lo que a transformación digital se refiere.

Veamos. La firma española del sector de las tecnologías de la información Dinsa señala que "en algunos ámbitos de actividad empresarial hemos avanzado seis años de golpe" en digitalización. El empleo "de herramientas de teletrabajo y cloud durante la pandemia se ha acelerado y ha permitido a muchas empresas seguir con su actividad e incluso crecer si el mercado objetivo lo precisaba. Añaden que, "por ejemplo, la venta online se ha disparado durante la fase de confinamiento y eso ha hecho que muchas empresas cambien radicalmente sus hábitos y hayan tenido que transformarse en tiempo récord".

En la consultora IDC sostienen que un 40% del PIB europeo estará digitalizado en 2021. La encuesta Global Capital Confidence Barometer de EY, realizada a 2.900 ejecutivos de 46 países, aporta señales acerca de sus principales preocupaciones. Aquí van algunas. El 31% de los consultados asegura que a raíz del coronavirus está dando pasos para avanzar en su metamorfosis analógica-digital, mientras que un 38% señala que necesita reevaluarla. El 36% de los ejecutivos encuestados señala que están acelerando sus compras en automatización, y el 52%, que está dando pasos para cambiar su cadena de suministro. El 72% observa que su compañía ya ha puesto en marcha programas de mutación tecnológica.

Sin duda, los modelos de negocio se reformarán, habrá innovaciones importantes, el salto al futuro se prevé emocionante, las generaciones más noveles se aprestan a tomar el timón de una era que está acelerando la inmersión computacional.

En 40% del PIB europeo estará digitalizado en 2021, según la consultora IDC

Si miramos a Chile, la cuestión no es muy distinta. El público en general y las corporaciones están cada vez más empoderadas en el uso de las herramientas digitales, a nadie escapa esta situación.

Fijémonos en situaciones recientes en el consumo. En los tres días que conformaron el llamado Cyber Day 2020 en Chile -del 31 de agosto al 2 de septiembre-, el país entró en la historia como uno de los eventos de compras online más grandes de Latinoamérica, generándose más de 4 millones de transacciones, con ventas globales estimadas en 370 millones de dólares -53% más que el año anterior-, en el que participaron 556 tiendas y 12 fundaciones, en total 568 sitios.

La firma de investigación Kawésqar Lab analizó el evento cibernético y extrajo algunas conclusiones: el 32% de quienes realizaron compras durante el Cyber Day fueron primerizos, cifra que supera al 29% de la versión de octubre 2019, el 27% de mayo de 2019 y el 20% de las versiones de 2018.Pero, en los grupos de usuarios de 50 años o más, este porcentaje llegó al 38,9% y en el segmento socioeconómico C3-D -las clases media y baja-, el 40%.

Las novedades. "En este Cyber Day hay dos grandes hallazgos. En primer lugar, el gran número de personas que por primera vez participaron de un evento como este. Tres de cada diez nunca habían comprado en un Cyber, lo que habla del atractivo de ofertas y de la potencia del canal online propiamente tal. Y, en segundo lugar, el volumen récord de ventas alcanzado durante esta campaña. En agosto completo, el comprador online realizó tres adquisiciones en promedio, mientras que en el Cyber casi alcanzó las cuatro compras y en solo tres días", indican desde Kawésqar Lab.

En el área de supermercado el comercio en línea alcanza cifras por encima de Reino Unido o Francia

Otra de las conclusiones es que los clientes han perdido el miedo a utilizar este canal con medios de pago electrónicos, al que no le lleguen los despachos, o si llegan no es lo esperado. El virus ha influido decisivamente en la penetración online, obligando a los comercios a entrar con todo en el actual escenario digital.

Más datos. En el área de supermercado el comercio en línea alcanza cifras por encima de Reino Unido o Francia. El consorcio empresarial Cencosud informa de cuotas de introducción de este canal del 13,6%: la epidemia, confinamientos incluidos, está detrás de este boom.

Las entidades societarias también han avanzado en la adopción de novedosas aplicaciones, la ciberseguridad crece vertiginosamente y, como dicen en IDC, no solo se trata de acceder a nuevos dispositivos o tecnologías vinculadas con este nicho, sino que, además, hay que poner atención sobre todo en la cultura interna, que debe ir en línea con los "objetivos comerciales y necesidades financieras o económicas".

La eclosión del teletrabajo

Al igual que en la Unión Europea, el trabajo a distancia ha pasado a ocupar un lugar destacado. Del "presencialismo" saltamos a un desempeño remoto, con las mismas inquietudes que han ido surgiendo en todos lados; ya existe legislación al respecto y de seguro se irá perfeccionando con el tiempo. Con certeza habrá cambios en los patrones de concebir los emprendimientos. No solo es un argumento acerca de las tecnologías como instrumentos necesarios, es algo que va más allá y ha venido para quedarse.

Igualmente, el big data, la inteligencia artificial, la impresión 3D, la robótica, la ciberseguridad, el blockchain, los chatbots, el internet de las cosas… son instrumentos estrella para afrontar el Covid-19 y la reformulación innovadora de cómo actuar ante la nueva realidad que emerge.

Asimismo, a pesar de la longitud kilométrica ya mencionada y de estar en hemisferios distintos, la proximidad que nos da la virtualidad acompañada de los dispositivos citados y algunos otros harán más fluidas las relaciones comerciales y de inversión a todos los niveles.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin