Empresas

Cinco razones por las que es conveniente formalizar un emprendimiento comercial

Foto: Archivo

Con el inicio del desconfinamiento, el emprendimiento nacional parece haber dejado atrás los efectos negativos de la pandemia y la crisis social. De hecho, según datos del Ministerio de Economía, en el período julio-septiembre de 2020 la creación de empresas en el Diario Oficial y en el Registro de Empresas y Sociedades, más conocido como empresas en un día, tuvo un alza de 28% con respecto al mismo período de 2019.

Sin embargo, al mismo tiempo han surgido numerosos emprendimientos comerciales que si bien usan redes sociales como Instagram para iniciar sus negocios y generar una buena visibilidad, no cuentan con los permisos adecuados o no cumplen con aspectos legales para vender sus productos.

Desde los sectores público y privado de nuestro país han hecho esfuerzos para que estas empresas y microempresas se formalicen. Y es que a pesar que el inicio de actividades puede ser visto por muchas personas como una desventaja al tener que pagar impuestos, hacer boletas o contratar un contador, por otro lado, estas mismas acciones les pueden ayudar a crecer.

Danilo Rojic, socio director de People & Partners, entrega cinco razones por las cuales es recomendable formalizar un nuevo negocio comercial.

1- Rentabilidad: Generalmente los emprendimientos tempranos e informales tienden a confundir los costos, gastos e inversiones personales con lo del negocio. La formalización permite en primer lugar acceder a cuenta corriente, boletas, entre otros recursos, de manera de conocer mejor los costos, ingresos e ingresos de tu negocio. De esta manera, es posible entender mejor si el emprendimiento es o no rentable.

2- Financiamiento: Muchos emprendimientos en una primera etapa comienzan con recursos propios, pero a medida que avanzan requieren de nuevas formas de financiamiento, ya sea para inventario, inversión o contratación de personal. Al formalizar las actividades, se puede acceder al mercado formal de financiamiento o préstamos ya sea público o privado, por ejemplo, a través de los bancos. Quienes no lo formalizan, se pierden optar a préstamos Fogape que otorga BancoEstado y que son con tasas de interés muy bajas, o el Subsidio al Empleo, que es un beneficio del Gobierno al que se puede optar siempre que exista un negocio regularizado.

3.- Apoyo formal: Actualmente en Chile existe un ecosistema para el emprendimiento muy completo, por lo que es necesario formalizarse para poder acceder a sistemas formales de apoyo y/o financiamiento por medio de organismos públicos o privados (Sercotec, Corfo, Municipalidades, Fondos Semillas, etc).

4.- Negocio escalable y crecimiento: Los micro emprendimientos y/o emprendimientos tempranos generalmente venden cantidades menores y a personas naturales, pero a medida que crecen se puede acceder a vender a empresas. Para ello, es necesario formalizarse, con el fin de poder emitir boletas o facturas y con eso ampliar su mercado y también acceder a participar en ventas a organismos públicos.

5.- Permisos y patentes: Hoy muchos nuevos negocios se dedican a la venta de productos de alimentación y de consumo masivo, que requieren cumplir con ciertas regulaciones. Al formalizarse, se pueden obtener los permisos, autorizaciones y/o patentes, que permitirán producir y vender productos en forma abierta

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin