Empresas

La uva de mesa cede su liderazgo a la manzana como principal fruta de exportación chilena

Las exportaciones de uva de mesa cerraron la temporada con una baja de 15%.

Las heladas de 2013 y la sequía no son los únicos factores que han causado esta baja de más de un 15% en las exportaciones de uva de mesa. También se arrastra un bajo rendimiento productivo por la antigüedad de los parrones, una escasa disponibilidad de mano de obra y un alza en los costos que ha mermado la competitividad del sector.

Junto con el cobre y el vino, la uva de mesa es reconocida como embajadora de Chile en el mundo entero. Este último producto, sin embargo, tras haber sido golpeado por las heladas esta temporada y la sequía en el último tiempo, entre otras situaciones, está poniendo en riesgo su estatus.

Esto, debido a que la temporada 2013-2014 cerró con 725 mil toneladas de uva de mesa chilena exportada a los mercados, lo que significa una importante caída del 15% con respecto a la 2012-2013, cuando se enviaron 860 mil toneladas.

Dicha cifra no solo representa el volumen de exportación más bajo de la última década en cuanto a esta especie, ya que por esta baja la uva de mesa ha dejado de ser -al menos este año- la principal fruta de exportación de Chile, luego de ser superada por la manzana que ya lleva 740 mil toneladas enviadas al extranjero el 2014, es decir, 15 mil más que la uva.

"Esta disminución responde a situaciones puntuales como las heladas de septiembre", señala el presidente de Fedefruta, Juan Carolus Brown, productor/exportador de uva del Valle de Aconcagua, quien agrega el impacto de la sequía, el alza de costos por hectárea, la escasa mano de obra. Además, la antigüedad de parrones que no hace más que bajar el rendimiento productivo.

Brown Bauzá agrega que si bien la uva chilena anotó un incremento de precios en los mercados internacionales, justamente a causa de la menor oferta provocada por las heladas, la problemática que ha llevado a una baja en la competitividad en esta industria requiere ser atendida. ¿Cómo? A través de una reestructuración en el ámbito productivo, para que el negocio de la uva en Chile vuelva a su rentabilidad histórica, y el país no arriesgue su posición como principal exportador de esta fruta a nivel global.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum