Empresas

La importancia de la opinión de los consumidores

Los consumidores son clave.

Hace algunos días, las áreas de marketing, medios y publicidad en Chile se enteraron de la llegaba al país de uno de los reconocimientos más destacados a nivel mundial en relación a la innovación en productos: los premios POY.

Los premios POY, Product of the Year (o el Producto del Año) están presentes en más de 30 países y ahora también estarán en Chile para destacar a todo tipo de bienes de consumo lanzados al mercado en los últimos 18 meses y que demuestran innovación significativa ya sea por función, diseño, pack o fórmula.

Éstos tienen la particularidad que la elección la realizan los consumidores mediante un voto directo y el ganador obtiene el preciado sello POY en categorías específicas tales como alimentos, bebidas o cuidado personal, entre otras. Su funcionamiento es bastante simple. Si una marca quiere postular su producto, debe inscribirse y ser evaluado por un comité de ética conformado por profesionales de distintos perfiles, quienes no tendrán ninguna injerencia en la votación final. Para la votación, se realiza una muestra de 3 mil consumidores, que sea representativa del perfil de la población local.

"Es una noticia importante, ya que el ingreso de estos premios a Chile no hace más que reflejar cómo el flujo y la direccionalidad del poder entre marca-consumidor ha ido cambiando las últimas décadas. Pasamos de un poder claramente unidireccional, en donde las marcas masificaban sus productos y su comunicación sin mayores reparos de los consumidores, a un modelo mucho más equilibrado y participativo, incluso un modelo que, sin duda, en un par de años más se balanceará hacia el consumidor", asegura la docente de Entornos Tecnológicos de Medios de la Escuela de Publicidad de la Universidad del Pacífico, Evelyn Carrasco Ly.

Todo esto potenciado con la agresiva penetración de Internet, que en el caso de Chile es bastante fuerte. De hecho, según la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) el 84% de los chilenos tiene acceso a Internet. "El flujo de poder entre marca y consumidor está cada vez más equitativo, porque este último comenzó a tener mejores y mayores accesos a la información y, por ende, hoy es un consumidor mucho más opinante en el proceso de compra. Este proceso considera desde la investigación de una marca o producto, su apreciación hacia la publicidad, la honestidad y coherencia de la empresa, hasta la calidad del servicio incluyendo, el post venta", explica la especialista.

Y es una tendencia que no va a declinar. "Por el contrario, junto con la actual presencia de los Millenials -nacidos entre 1981 y 1995- viene en camino fuertemente la Generación Z -nacidos después de 1995- para quienes el poder de decisión e influencia están concentrados en los consumidores. Ellos no creen en comprar porque una marca lo diga; ellos saben el poder que tiene su opinión. Creen más en la opinión de los pares y privilegian aquellos productos únicos", agrega Carrasco.

Es por esta misma búsqueda de la exclusividad que la profesora de la Escuela de Publicidad de la U. del Pacífico cree que sectores como Barrio Italia o emprendimientos a través de Instagram están comenzando a tener tanta fuerza hoy en Chile. "Las grandes marcas deben replantearse el modelo de comunicación y adelantarse a aquella tendencia", recomienda la experta.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0