elEconomista.es
Chile
Últimas noticias
3.545,78
+0,45%
697,1300
+0,29%
47,77
+7,28%
5.965,00
0,00%

Chile, en camino para alcanzar condición de nación desarrollada

Tomás Pablo R. - 13:17 - 5/11/2018
0 comentarios
    Dreamstime

    Desde el año 2000, los distintos Gobiernos que ha tenido Chile de manera explícita o implícita han trabajado con la idea de aupar al país a la condición de nación desarrollada, situándolo con ello en una posición más atractiva y ventajosa de cara a realizar negocios con el exterior.

    Hace pocas fechas, en Madrid, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, reiteró este compromiso y señaló 2026 como meta para conseguirlo.

    En un informe de PwC (El mundo en el 2050, de 2017), anticipan que las economías emergentes desde una óptica cuantitativa desplazaran a las desarrolladas en el ranking planetario. Así, China se colocaría como primera potencia mundial. Añaden a India, Indonesia, Filipinas y Vietnam, emplazándolas en posiciones destacadas, y recomiendan tenerlas en consideración. Sin dudarlo, prevén que estos cambios serán a costa de Estados Unidos y Europa. El trabajo también contiene un análisis cualitativo, que permite a las empresas aprovechar las oportunidades ofrecidas por "el mayor ritmo de crecimiento de las economías emergentes".

    Se aconseja a las compañías disponer de flexibilidad y paciencia. Ser flexible implica adaptar la marca y el posicionamiento comercial de sus productos a las circunstancias que movilizan los mercados locales. A largo plazo la tenacidad de los inversores aplicada a territorios emergentes les irá mejor. Ser paciente se relaciona con las incertidumbres políticas, sociales y económicas. Será indispensable para hacer frente a materias tales como el resurgimiento del proteccionismo observado; ralentizaciones en el comercio global; cambio climático; precio de los combustibles o el rol disruptivo que juegan las tecnologías.

    Un país competitivo

    En los últimos 30 días tres índices ya habituales corroboran el camino seguido por Chile en su rumbo hacia el grupo de los más avanzados. Al concluir septiembre conocimos el Índice de libertad económica en el mundo, elaborado por el Fraser Institute de Canadá, con datos de 2016. Chile figura en el lugar número 15 entre 162 Estados estudiados, con una puntuación de 7,80 sobre un máximo de 10. Se coloca a la cabeza de Latinoamérica y tercero en América, solo superado por Estados Unidos (8,03) y Canadá (7,98).

    Lo elaboran anualmente usando cifras del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Foro Económico Mundial. Evalúa cinco grandes ítems: tamaño del gobierno (en el que Chile pasó de 7,9 a 7,88); sistema legal y derecho a la propiedad privada (de 6,45 a 6,42); fortaleza de la moneda (9,31 a 9,33); libertad de comercio internacional (8,21 a 8,27), y regulación (7,09 a 7,1).

    A primeros de octubre fue el turno del Índice de competitividad global 2018-2019, que elabora el Foro Económico Mundial y abarca a 140 naciones. Chile se ubicó como el más competitivo de América latina, en el puesto 33 en el mundo. Los puntos fuertes: estabilidad macroeconómica, en la posición 1 (compartido con otros); mercado de productos (13); sistema financiero (20). A mejorar: capacidad de innovación (53); adopción de tecnología de información (49).

    Finalmente, al concluir el mes pasado el Banco Mundial publicó la decimosexta edición de su ranking de facilitación de negocios Doing business. Chile se situó 56 entre 190 países analizados pese a haber incrementado levemente su puntaje obtenido para este año de 71,44 a 71,81 puntos. En la región, Chile se mantiene segundo, siendo superado por México (54). Más atrás está Colombia (65), Perú (68), Uruguay (95), entre otros.

    Este estudio de alcance global se basa en el examen de reformas legales y reglamentarias que afectan al desarrollo de las empresas, en diez variables distintas, incluyendo todas aquellas realizadas entre junio de 2017 y mayo de 2018.

    Los expertos reconocen la estabilidad observada en los diferentes indicadores de Chile, hubo avances en la puntuación debido a la introducción de un sistema electrónico para enviar los registros contables cerrados y las facturas al Servicio de Impuestos Internos de Chile. La divulgación enseña que iniciar un negocio toma 6 días en vez de los 7,5 del informe anterior. El promedio de América Latina son 28. Otro de los aspectos favorables para Chile fueron cambios al cumplimiento de contratos.

    Como reflexión final, para alcanzar su objetivo de desarrollo Chile debe vigilar y promover la existencia de un equilibrio entre lo propiamente económico y lo social: de haberlo el adelanto será exitoso. De ahí que asuntos como la calidad de vida, el cuidado de los mayores o el acceso a la vivienda, la educación  y la salud -solo por citar algunos- son aspectos calves junto a los estrictamente financieros y de negocio.

    Tomás Pablo Roa es presidente ejecutivo de Wolf y Pablo Consultores, S. L.


    Comentarios 0

    Flash de noticias Chile

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Ministro Walker cierra acuerdos con China en favor de las <b>exportaciones </b>
    Comisión de la Cámara de Diputados investigará <b>licitación</b> de la división El Salvador