elEconomista.es
Chile
Últimas noticias
3.998,81
+0,26%
670,5000
+0,00%
47,77
+7,28%
5.933,00
0,00%

La creación de empresas rompe récord histórico en Chile

Tomás Pablo R. - 11:30 - 17/12/2018
0 comentarios
    Lovelyday 12 / Dreamstime

    A falta de contabilizar el mes de diciembre de 2018, según el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, este año se han creado en Chile 122.235 empresas: un nuevo record histórico que confirma la vitalidad y el buen ambiente de negocio que exhibe la marcha de la economía chilena.

    El alza equivale a un 12% en relación al mismo periodo de 2017. La importancia del aumento en el número de firmas es incuestionable; por lo pronto crean empleos y son decisivas para el crecimiento y avance del país.

    Tomen nota: la cantidad total de compañías chilenas ya supera el millón doscientas mil. De estas, las pymes generan alrededor del 65% de los empleos, según el Instituto Nacional de estadística (INE). Esto supone cerca de seis millones de personas de un total de nueve millones de puestos de trabajo.

    Muchas de las recién creadas están promovidas por emprendedores focalizados en innovaciones punteras que apuntan a la creación de tecnologías novedosas, constituyendo para sus promotores una manera de mejora personal y profesional.

    Noviembre aportó 9.034 a través del Registro de Empresas y Sociedades (RES) del Ministerio de Economía, y 2.443 fueron publicadas en el Diario Oficial, totalizando 11.477.

    Entre enero y octubre la cifra mayor de corporaciones constituidas a través del RES, correspondió a sociedades por acciones (SpA) 43.797, seguida de las empresas individuales de responsabilidad limitada (EIRL), 25.582 y las limitadas, 16.204.

    Las SpA tienen como rasgo más distintivo su flexibilidad. Los accionistas tienen la facultad de regular libremente la mayoría de atributos de la entidad. Pueden tener uno o más accionistas. Las EIRL son personas jurídicas, formadas exclusivamente por una persona natural, con patrimonio propio y distinto al del titular, que realizan actividades de carácter netamente comercial.

    Sin duda, para quienes nos movemos en el mundo de la promoción del comercio y las inversiones, la creación de colectividades jurídicas es uno de los baremos principales para determinar el nivel de laboriosidad y brío de un país, en nuestro caso el de Chile.

    Los desafíos generados por esta aldea global en la que habitamos van teniendo respuesta por parte de empresarios y emprendedores vía nuevos proyectos para hacerles frente: este dinamismo convoca a capitales y trabajadores. Asimismo, fomenta la inversión en bienes de capital, la productividad y competitividad de la nación, y posicionamiento en sectores emergentes, por referirnos a algunos de los más visibles.

    Aliados con ideas

    Igualmente, algo que no puede pasar desapercibido son las figuras de aquellos que deciden asociarse. En efecto, una de sus características principales es que suelen tener ideas de negocio, pues en caso contrario no lo harían. Sobre todo, están motivados e ilusionados, lo cual se afianza en forma de una sociedad empresarial. Hablamos de individuos con un modo de pensar franco y accesible, que les facilita distinguir oportunidades; aportan soluciones rentables, disponen de capacidad para emprender, asumir riesgos razonables y resistencia para alcanzar su materialización.

    Al ver la alta cantidad de entes jurídicos creados sabemos que sus impulsores comprenden las características del mercado al cual desean dirigirse, la financiación indispensable, técnicas de gestión y posibilidades de extensión de su negocio.

    Por regiones al mes de octubre, la Región Metropolitana (Santiago) concentra la mayoría de constituciones del RES con un 46,3% del total, lo que corresponde a 4.875 registros. En segundo lugar, se encuentra la Región de Valparaíso, con un 10,3%, equivalente a 1.089. En tercer lugar, se posiciona la Región del Biobío con un 7%, alcanzando 739.

    En 12 meses, se registró un aumento de 32,1% en la tasa de creación a nivel nacional y un aumento de 47,7% respecto al mes anterior. La región de Arica y Parinacota presentó el mayor aumento interanual con un 72,3%, mientras que la región de Aysén fue la única que experimentó una caída, del 18,8%.

    Finalizamos recordando que la formación de empresas es algo indispensable para el progreso y adelanto de cualquier economía -la chilena se ve firme y robusta- y al mismo tiempo son una respuesta para producir más empleo.

    Tomás Pablo Roa es presidente ejecutivo de Wolf y Pablo Consultores, S. L.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 0

    Flash de noticias Chile

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Echeverría, Izquierdo concreta <b>colocación inaugural</b> de bonos en el mercado local
     Municipalidad de Aysén y <b>Abastible</b> firman convenio de suministro de gas licuado