Empresas

Las dificultades que retardan el avance de la reforma tributaria en Chile

Las empresas que no tengan ventas superiores a 100 mil UF al año debieran tener una tributación especial.

El proyecto del Gobierno, centrado en la reintegración del sistema, no cuenta con el total respaldo de la oposición en el Congreso. ¿Qué hace falta en la discusión para incentivar la creación de empresas y la generación de empleos?

Chile tiene las condiciones macroeconómicas más favorables en América Latina y la mayor estabilidad (riesgo país) en todo el mundo emergente, según el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien cree que la modernización tributaria es un factor clave para nuestra economía. Pero, la discusión que se sostiene en la reintegración del sistema está entrampada.

Se trata de una reforma regresiva. Cristian Montero, socio de Adactiva, explica que la modificación tributaria de 2008 estableció mecanismos para compensar el aumento del impuesto a las empresas y la baja de impuesto a las personas, pero hoy es muy difícil retractarse. "Entre otras cosas porque la reforma tributaria original estableció el aumento de la tasa hasta 27%. Compensando eso estableció una disminución de 5% en la tasa de impuestos a las personas. Para rentas muy altas se podía pagar un impuesto único que permitía rebajar un 5%", detalla.

No obstante, en la discusión quedaron fuera quienes más se relacionan con el sistema tributario: los contadores. "El colegio de contadores no fue invitado como debía en la discusión, lo que es como trabajar en una reforma a la salud, sin invitar al Colegio Médico", comenta el especialista de Adactiva. En medio de la discusión entre el Gobierno y la oposición, respecto a la reforma, la clase media y las pymes no estarían recibiendo la atención que merecen, pues si suben o bajan los impuestos, las personas con menos recursos no pagan y las que tienen más, tienen el respaldo para soportar la carga impositiva.

"Quien termina soportando todo el peso es la pyme, porque no puede pagar una buena asesoría tributaria o se ve complicada con su tasa de impuesto. Por eso, en muchos casos prefiere tomar la decisión de cerrar, porque no le conviene mantener la empresa", dice Cristian Montero.

Es difícil avanzar cuando la mirada es más bien "miope", donde las personas que más saben están fuera de la discusión. Por eso, en la consultora tributaria Adactiva (www.adactiva.cl), donde son expertos en temas contables y tributarios, recomiendan poner el énfasis en los siguientes puntos:

1.-Baja de la tasa de impuesto de las empresas. Regresiva o no, en palabras simples, antiguamente se buscaba que el socio cuando se llevara el dinero para sus gastos personales, sólo ahí pagara impuestos, pero a lo que aspira la propuesta legislativa es a que la empresa pague el impuesto directo. "El problema es que con la reforma actual se incentiva al retiro de las utilidades, en lugar de impulsar su reinversión", sostiene Cristian Montero.

2.-Diferenciar a las pymes. Las empresas que no tengan ventas superiores a 100 mil UF al año debieran tener una tributación especial. Chile debiera incentivar la inversión, la capitalización y procurar que la pyme tenga acceso a la banca.

3.-Real simplificación del cálculo de los impuestos. "Que la gente tenga claridad de cuánto es lo que va a pagar", afirma el socio de Adactiva.

Según el especialista tributario, la expectativa para los primeros dos años de la primera reforma tributaria no quedó satisfecha. "Lo vimos con nuestros clientes, donde disminuyeron las utilidades en 35% promedio, lo que quiere decir que hubo una menor recaudación por venta, porque hubo un desincentivo a crear nuevas empresas. Además, hubo aumento de retiros, al menos de 20% más. Hay un incentivo perverso a que el dueño se lleve los dineros a la casa", explica Cristian Montero.

En este contexto, el experto cree necesario bajar los impuestos radicalmente, para que los inversionistas se incentiven a hacer más empresas. "Si los inversionistas se llevan su dinero fuera del país, es ahí donde debieran pagar más impuestos, es decir que, en vez de llevarse el dinero al extranjero, opte por hacer más inveriones en Chile, porque va a pagar menos impuestos que afuera. Tenemos que generar más empleo y dejar de castigar a quienes dan trabajo", concluye.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0