Empresas

Cómo fomentar una cultura de salud mental positiva en las empresas

La mayoría de las personas considera que su entorno de trabajo es importante.

En la mayoría de las compañías no se presta la atención necesaria al cuidado del bienestar emocional de los trabajadores, lo que puede ocasionar problemas físicos, psíquicos y pérdidas de productividad. ISS Chile, con más de 15.000 colaboradores, entrega técnicas adecuadas para implementar en las empresas y combatir estos padecimientos que aquejan a la sociedad.

Sin duda la tecnología, las comunicaciones y la nueva forma de relacionarnos, han generado nuevas oportunidades laborales y de desarrollo profesional. Pero también, debido a la necesidad de la instantaneidad de las solicitudes y al constante descubrimiento de nuevas herramientas, el entorno laboral ha cambiado y han incrementado las enfermedades mentales en los colaboradores.

Esto porque, lamentablemente, en la mayoría de las compañías, no se presta la necesaria atención al cuidado de la salud mental de los colaboradores, lo que puede ocasionar problemas físicos, psíquicos y disminución del rendimiento.

Así lo confirma un estudio dirigido por la Organización Mundial de la Salud, que registró que más de 300 millones de personas en el mundo padecen de depresión y ansiedad, dos de los trastornos mentales más habituales y que cuesta a la economía mundial US$1 billón anual en pérdida de productividad.

Son muchos los factores que influyen en la salud mental de los colaboradores, en la mayoría de los casos, es debido a una interacción inadecuada entre el tipo de empleo, el entorno organizativo y directivo, las malas prácticas de comunicación y gestión, la limitada participación en la toma de decisiones, los horarios de trabajo largos o inflexibles, y la falta de cohesión del equipo. Asimismo, el bullying y el acoso psicológico son también causas conocidas de estrés relacionado con el cargo.

En ISS Chile, con más de 15.000 colaboradores, están conscientes de lo que puede ocasionar un mal ambiente laboral y políticas inadecuadas en la empresa, por lo que constantemente incorporan nuevas herramientas para promover y velar por la salud emocional de sus funcionarios.

"Es increíble como en los últimos años han ido aumentando las enfermedades mentales, donde su principal causa, se debe a la forma de trabajo y a la organización directiva de éste. Nosotros como Facility Managers, tenemos el desafío de ayudar a nuestros clientes a establecer condiciones favorables y que susciten el buen entorno laboral, para así poder manejar de mejor manera el estrés y otros problemas de salud emocional que puedan padecer los colaboradores" el Director de Personas y Cultura de ISS, Horacio Miñano.

De tal manera, la empresa líder en prestar servicios de Facility Management, entrega claves para que las empresas puedan ayudar a mejorar la situación:

- Acondicionamiento de espacios: Las compañías deben tomar conciencia de la importancia del entorno de trabajo y de cómo se puede adaptar para promover una mejora en la salud mental de los colaboradores. Una buena herramienta, es acondicionar una habitación con ventilación, espacio e iluminación para practicar ejercicios distractores como yoga o meditación.

- Buena comunicación: Es clave que en la empresa se consideren dentro de la cartera de los riesgos laborales, los problemas de salud emocional. Para eso, es esencial que se generen comunicativos, talleres y conversaciones sobre estas enfermedades, sus causas, efectos, síntomas y cómo prevenirlas. Los FM ocupan una posición privilegiada para influir en estos diálogos.

- Espacios de trabajo personalizados: La mayoría de las personas considera que su entorno de trabajo es importante para su salud y bienestar mental. Los Facility Managers, pueden garantizar que los trabajadores se sientan a gusto en el trabajo haciendo que los espacios laborales sean adecuados. Por ejemplo, frente a las molestias del ruido, pueden instalar cubículos en los que los colaboradores logren operar con menos perturbaciones y, en consecuencia, sufrir menos estrés. Esto también ofrece a las personas algo de tranquilidad y privacidad si sus tareas laborales así lo necesitan.

- Colaboración más estrecha con el departamento de Recursos Humanos: Los FM podrían trabajar de manera más cercana con los equipos de RR.HH para implementar políticas de conductas favorables para un buen entorno laboral y crear actividades dentro y fuera del trabajo en donde se genere mayor interacción y distensión entre sus pares.

Estas técnicas no son difíciles de implementar, solo basta una buena comunicación entre el departamento de Facility Management y el de Recursos Humanos, donde ambos direccionen sus políticas hacia el mismo camino: un buen entorno laboral, y así juntos tendrán el desafío de combatir y disminuir las enfermedades mentales que tanto aquejan a los colaboradores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.