Empresas

Medidas tributarias beneficiarían patrimonio cultural del país

Una vista general de Santiago, la capital de Chile. Foto: Archivo

Los monumentos y museos del país podrían verse beneficiados económicamente de avanzar con éxito el proyecto que reforma la ley de Patrimonio Cultural que este martes ingresó a la Cámara de Diputados. Esto, porque, además, de incentivar la restauración y mantención del patrimonio del país permitiría un conjunto de incentivos tributarios.

Los beneficios apuntan a monumentos históricos con fines comerciales y museos privados, al pagar el 50% del impuesto territorial. Por otro lado, aquellos dueños de museos históricos y museos privados inscritos en un registro especial, los inmuebles de conservación histórica y los inmuebles situados en zonas típicas y de conservación histórica podrán gozar de exenciones tributarias si desembolsan recursos para mantención, rehabilitación, restauración o conservación de dicha infraestructura.

Están contempladas tanto empresas como personas. En el caso de las primeras, estas podrán reconocer como gasto necesario para la renta dichos recursos, con un tope por proyecto del 2% de la renta líquida imponible o el 1,6% del capital propio al término del ejercicio.

En el segundo caso, la norma establece que se tratará como un crédito tributario contra el Global Complementario los fondos con un tope de 15,6 millones de pesos.

Apuesta

Desde la comisión permanente de la Cultura y las Artes de la Cámara Baja, el diputado de Renovación Nacional, Cristóbal Urruticoechea consideró positiva la medida pues lo que busca es proteger los monumentos y museos y promover la cultura y fomentar la historia arquitectónica del país.

"Apoyaría esta iniciativa porque beneficiará a nuestro país y acercará a la ciudadanía con el patrimonio cultural", recalcó el legislador.

"Es necesario generar instancias de diálogo y negociación para sumar a la oposición a esta iniciativa, que fomentará la inversión y el desarrollo económico en nuestro país", respondió respecto del futuro de este proyecto en el Parlamento.

¿Elusión?

Desde la mirada de los expertos, Patricio Gana, socio principal de AK Contadores le parece una excelente propuesta, aunque se trate de estructuras privadas, porque los responsables de su restauración por lo general no reciben apoyo del Estado.

"Son personas que de alguna forma conservan estos edificios sin recibir ningún tipo de ayuda estatal. Por lo tanto, que al menos tengan exenciones tributarias me parece bien porque irán a conservar el patrimonio histórico chileno", afirmó.

Por otro lado, Gana tampoco descartó que ocurran elusiones ya que no existe país donde no se produzca este tipo de delitos. "Se puede prestar para mal usos, puntualmente, para elusión, y probablemente siempre van a aparecer formas de ir eludiendo impuestos. Lo importante es que exista control al respecto para que estas sean mínimas", aconsejó.

En términos de gastos para el Fisco, el costo de la iniciativa podría llegar a los 28 millones de dólares, explicados por aceptar como gasto descontable de impuestos los desembolsos en restauración y conservación y si entre el 5% y el 20% de los propietarios se acogen a los beneficios tributarios.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.