Empresas

TDLC declara admisible demanda por caso de colusión de empresas de pollo

Foto: Archivo

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) declaró admisible la demanda interpuesta por la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus), por la colusión de las empresas Súper Pollo, Ariztía y Don Pollo.

La medida busca una indemnización a los consumidores, y se enmarca dentro de la nueva Ley del Consumidor, que permite a las agrupaciones de consumidores presentar demandas de indemnizaciones con mayores plazos y frente a fallos definitivos de la Corte Suprema.

El presidente de Conadecus, Hernán Calderón explicó que exigirán que se compense a los consumidores por un caso que se arrastró por más de diez años y cuyo perjuicio ascendería a los 800 millones de dólares, según informó Cooperativa.

"Esta es una señal importante y por lo tanto lo que nosotros buscamos ahora es la compensación para todos los afectados, para los millones de chilenos que durante diez años sufrieron de la colusión", aseguró Calderón.

Agregó que "la carne de pollo es la más consumida en el país y todos los chilenos la consumen, por lo tanto esta compensación tiene que ser para todos los chilenos".

El "caso pollos" se originó en el año 2014, por lo que las empresas fueron condenadas a pagar multas -en conjunto- que superaron los 60 millones de dólares.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.