Estar donde estés. Ofrecido por el Banco Sabadell
Estar donde estés: Negocio

Retribución flexible: ¿qué es y por qué conviene a la empresa y a sus trabajadores?

  • Permite a los empleados optimizar su nómina sin que esto suponga un mayor coste salarial para la empresa
  • La compañía consigue aumentar la identificación del trabajador y fidelizar el talento

Motivar a los empleados es algo crucial para una empresa. Supone un importante valor añadido no solo en términos de un mejor rendimiento profesional sino que posibilita también un mejor clima de trabajo, contribuye a potenciar la creatividad y estimula la captación y la fidelización de talento. La retribución flexible supone, en definitiva, una forma de que tanto las organizaciones como los empleados obtengan beneficios.

¿Qué es la retribución flexible?

La retribución flexible se define como un sistema retributivo que permite al empleado distribuir el cobro de su sueldo en una parte en efectivo y otra a través de productos o servicios que contrata a través de la empresa.

Las compañías pueden ofrecer a todos o a parte de sus trabajadores planes de retribución flexible para que estos accedan a planes de jubilación colectivos, tarjetas de transporte, cheques restaurante o de guardería, seguros de salud privado o programas de formación. "Se trata de un sistema voluntario que permite al empleado ganar más con el mismo sueldo, adaptando su retribución a sus necesidades personales y familiares en cada momento, sin que vea mermados sus derechos laborales ni su cotización a la Seguridad Social", explica Carlos Delgado, fundador y CEO de Compensa Capital Humano, que participó en el webinar 'Nuevas tendencias en RR.HH: la retribución flexible', organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell.

Los empleados que elijan acogerse a estos planes pueden destinar hasta un máximo del 30% de su salario bruto anual al pago de estos productos y servicios exentos de tributación, incrementando así su sueldo neto disponible. Así, "los empleados pueden incrementar el salario disponible, al tiempo que la compañía mejora su propuesta de valor", señala Xavier Guillamon, director de Compensación de Banco Sabadell, que también estuvo presente en el mencionado webinar.

Las ventajas de la retribución flexible

Hasta hace unos años, muchas compañías, sobre todo las de menor tamaño, tenían dudas sobre la implantación de sistemas de planes de retribución flexible debido, principalmente, a que contaban con poco personal en el departamento de recursos humanos para poder dedicarse a ello y, además, requería de cierta complejidad en los procedimientos de gestión.

Sin embargo, la tecnología ha permitido impulsar la contratación de los planes de retribución flexible, gracias a la automatización y a la digitalización. Así, se ha logrado simplificar y agilizar este proceso haciendo que sea muy sencillo y rentable que cualquier tipo de organización apueste por su implementación.

Soluciones digitales, como Sabadell Flex Empresa, facilitan que las compañías se sumen y ofrezcan a sus empleados la opción de acogerse a un plan de retribución flexible a través de un gran abanico de productos y servicios. Banco Sabadell es la primera entidad que ofrece una solución digital de estas características dirigida especialmente a las pequeñas y medianas empresas (pymes). "Se trata de una solución intuitiva y fácil de utilizar, con acceso para los trabajadores y las empresas a través de una web, que permite a las compañías optimizar la retribución y la fiscalidad de su plantilla, y todo ello con un coste muy reducido", afirma Jaume Viladomiu, director de Previsión Empresarial de Banco Sabadell, también presente en el webinar.

El beneficio fiscal del trabajador hace que aumente su poder adquisitivo sin que ello suponga costes salariales para la empresa

Una de las ventajas principales es que gracias a la retribución flexible, la empresa está dando al trabajador la posibilidad de elegir cómo quiere cobrar su sueldo. Además, a través de la retribución flexible el beneficio fiscal del trabajador hace que aumente su poder adquisitivo sin que ello suponga costes salariales para la empresa.

Desde el punto de vista de las compañías, estas aumentan su atractivo y consiguen diferenciarse. Este tipo de retribución "otorga una potente ventaja competitiva en la gestión del talento al resultar más atractiva para los profesionales y más competitiva en la gestión de los costes salariales", destaca Delgado. Montse Castillo, Labor & Payroll Manager en Cuatrecasas, añade que "el reto de las empresas es ser capaces de poner en valor este tipo de retribución y que sus colaboradores conozcan bien los beneficios de los planes de retribución flexible".

Se trata, por tanto, de una solución muy cómoda, flexible y rentable tanto para las empresas como para los empleados, que pueden modificar los importes según sus necesidades.

Por qué ofrecer a los empleados un plan de jubilación colectivo

De las opciones que ofrece la retribución flexible, una de las mejor valoradas por los empleados es la de ahorrar para la jubilación de manera eficaz a través de los planes de jubilación colectivos. Estos son productos de ahorro que las compañías ponen a disposición de su plantilla para que aquellos trabajadores interesados se sumen destinando a ellos una parte de su remuneración.

Así, frente a los planes de pensiones individuales, que cada vez tienen más limitadas las aportaciones, y los planes de pensiones de empleo, que suponen un coste para las organizaciones, los planes de jubilación colectivos se consolidan como una oportunidad para ahorrar para cuando llegue el momento del retiro, con ventajas fiscales y sin ser un gasto para la empresa.

Dentro de los diferentes tipos de planes de jubilación colectivos destacan aquellos que se adaptan al ciclo de vida del ahorrador. Se trata de un seguro de vida de ahorro que invierte en renta fija y renta variable en función de la edad de cada empleado. Al acercarse el momento de la jubilación, la inversión se vuelve cada vez más conservadora, reduciendo el porcentaje invertido en renta variable en favor de la renta fija.

En resumen, los planes de jubilación colectivos dentro de sistemas de retribución flexible ofrecen importantes ventajas tanto para la empresa como para los profesionales:

- Son flexibles, adaptándose a la realidad de cada compañía y a los compromisos adquiridos por esta en relación a sus empleados.

- Favorecen una mejora de la reputación de la empresa, que proyecta una imagen de preocupación por la seguridad y el bienestar de sus trabajadores.

- Gozan de amplias coberturas, resultando beneficiarios en caso de jubilación, invalidez o dependencia los propios trabajadores y, si se produce un fallecimiento, las personas que se hayan designado.

- Además, desde la óptica fiscal, ofrecen diferentes beneficios para el empleado, ya que se difiere la tributación hasta el momento del cobro de la prestación. En ese momento, si la contingencia es por jubilación o invalidez, la prestación percibida tributa como rendimiento del trabajo en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). En caso de fallecimiento, los beneficiarios tributan por el impuesto sobre sucesiones y donaciones.

Para poner en marcha un plan de retribución flexible como el que ofrece Banco Sabadell, el primer paso que debe realizar una compañía es identificar los objetivos a corto, medio y largo plazo que se pretenden lograr con su implementación. En esta tarea la propia entidad puede asesorar sobre qué poner a disposición de la plantilla en función de las características de la empresa.

Puede interesarte: Los beneficios sociales y las ventajas fiscales de la retribución flexible

*Por BanSabadell Vida y Pensiones

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin