Mercados

La dura caída del precio del petróleo

Foto: Archivo

El pasado 8 de marzo, el mercado global se remeció. El precio del petróleo WTI descendió a valores históricos que no se veían desde 1991, cuando aconteció la guerra de Irak.

Todo esto sucedió debido a que Rusia se negó a reducir su producción de petróleo, lo que no sirvió de nada a la hora de estabilizar los precios. Además, Arabia Saudita aumentó su producción en medio de esta crisis lo que agudizó más la situación. Desde Capitaria, bróker chileno y líder en trading e inversiones, comentan los efectos de esta grave caída.

Rusia v/s Arabia Saudita.

Pareciera que estuviéramos viviendo un déjà vu. En 2016, el valor del oro negro osciló entre los 27 dólares y 26 dólares, uno de los más bajos en los últimos años. Sin embargo, en ese momento el acuerdo llamado OPEP 2.0, logró apaciguar a Rusia y estabilizar los valores. No obstante, hoy en día pareciera que tal acuerdo ha perdido su validez, debido a la guerra comercial entre rusos y saudíes por controlar el precio del petróleo.

Lo terrible de esto, es que según varios expertos, ambos países no son capaces de mantener una guerra comercial y política de este calibre, por lo que los países dependientes del petróleo se verían duramente afectados. Esta batalla, terminaría por desgastar a ambas potencias y, por ende, a sus países aliados como Venezuela e Irán, no así a EE.UU., quienes no dependen tanto de esta materia prima.

"Si se logra concretar un acuerdo entre las principales potencias, que logre estabilizar los precios del petróleo, es posible que se logre salir adelante como en 2016. Sin embargo, el factor que juega el coronavirus hoy en día es algo que no permite establecer un futuro claro para el mercado global. De momento hay gran incertidumbre porque la demanda continuaría estando presionada", aseveran desde Capitaria.

Consecuencias

Sin duda, una de las consecuencias directas de esta caída, ha sido la baja en la Bolsa debido a la incidencia en el área energética, y por ende, en los mercados dependientes del crudo. El sector industrial también se ve afectado, ya que para producir es necesaria la inversión en recursos energéticos.

Una consecuencia adicional, y no mucho menos importante, es la baja de las tasas en los bancos centrales del mundo, lo que puede significar menores márgenes para el área financiera. Para los países emergentes y los dependientes de esta vital materia prima, los valores del petróleo, sumado a los efectos de la pandemia del Covid?19, han causado estragos en los precios de la moneda estadounidense, llevándolas a altos valores como es el caso chileno.

"Es muy difícil predecir un escenario futuro para la economía mundial, ya que no es posible saber cómo seguirá avanzando el coronavirus. Lo que queda decir, es que hay que mantener la calma y ser austeros de momento. El mundo ya sufrió una crisis el 2008 y supo salir de ella. El problema actual es que un ´congelamiento´ de la actividad económica como la que estamos viviendo no tiene precedentes cercanos, por lo que podría continuar el pánico en los mercados globales", afirman desde Capitaria.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin