Politica

Piñera y Fernández apuestan por una "buena relación" pese a las "diferencias"

El presidente de Argentina, Alberto Fernández. Foto: Archivo

Los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y Argentina, Alberto Fernández, mantuvieron una conversación telefónica en la que han apostado por mantener una "buena relación" bilateral, "más allá de cualquier diferencia", tras el roce diplomático provocado por un encuentro del mandatario argentino con la oposición chilena.

La Casa Rosada ha informado, en un comunicado, que la conversación  duró unos 45 minutos en los que hablaron del impacto del coronavirus en ambos países y "coincidieron en la necesidad de avanzar en una agenda de trabajo conjunta y en fortalecer la integración regional".

Fernández y Piñera "destacaron el vínculo personal que mantienen y la relación histórica que une a la Argentina y Chile porque 'más allá de cualquier diferencia, tenemos que unirnos en estos difíciles momentos que atravesamos por la pandemia'".

Adversarios

Sobre el coronavirus, indicaron que "ha dado vuelta la economía a todos", por lo que tanto Argentina y Chile como el resto del mundo se enfrentan ahora a "los mismos dos adversarios: la pandemia y la recesión".

"Tenemos que promover un sistema de integración latinoamericana con esos dos enemigos que son comunes a todo el continente", planteó el líder 'kirchnerista' desde la residencia oficial de Olivos.

Así, acordaron que seguirán colaborando para "facilitar el tránsito de personas y cargas por los pasos fronterizos con todas las medidas de precaución sanitarias", al tiempo que "avanzarán en un sistema logístico de aduanas integradas", para lo cual "pondrán a ambas Cancillerías (Ministerios de Exteriores) a trabajar en los próximos días".

"Mantengamos nuestra buena relación que es fundamental, un saludo para todos los argentinos", se despidió Piñera. "Espero verte pronto y estrechar en un abrazo a todos los chilenos", le contestó Fernández.

Tensión

La relación entre ambos presidentes ha sido tensa desde que Fernández llegó a la Casa Rosada el pasado 10 de diciembre. Primero se enzarzaron por las protestas contra Piñera en Chile y después por las cifras de casos de coronavirus en ambos países.

En el último capítulo, Chile convocó el domingo al encargado de negocios de Argentina para expresarle su "profunda extrañeza" por los comentarios realizados por Fernández durante una videoconferencia con opositores chilenos el 24 de abril. El presidente argentino dijo que a Chile le "falta volver a unirse para recuperar el poder en favor de los chilenos".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin