Politica

Piñera sale en defensa de Bachelet y pide "respeto" a Bolsonaro

Jair Bolsonaro, Brasil.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, defensió a su predecesora en el cargo, Michelle Bachelet, pidiendo al mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, que exprese con "respeto" cualquier crítica que tenga hacia la actual Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Bachelet comentó su preocupación por el aumento de la violencia policial en Brasil y por un discurso político que, en su opinión, "legitima las ejecuciones sumarias". También ha denunciado "una reducción del espacio cívico y democrático", así como los ataques a grupos indígenas y el aumento de incendios en la Amazonia.

Bolsonaro acusó a la expresidenta chilena de "entrometerse" en la soberanía de Brasil y de seguir la agenda de los delincuentes al atacar a las fuerzas de seguridad."(Bachelet) olvida que su país no es una Cuba sólo gracias a los que tuvieron el valor de frenar a la izquierda en 1973", ha añadido, en una defensa del golpe de Estado de Augusto Pinochet.

"Entre esos comunistas estaba su padre", ha añadido el mandatario brasileño en un mensaje difundido en redes sociales. El padre de Bachelet, general de la Fuerza Aérea, se mantuvo leal al presidente Salvador Allende y murió en prisión.

La oposición había reclamado a Piñera que se pronunciase públicamente para defender a Bachelet frente a los ataques políticos y personales vertidos por Bolsonaro y finalmente el presidente chileno advirtió que cualquier visión "debe expresarse con respeto por las personas".

Así, y "sin perjuicio de las distintas miradas que pueden existir respecto a los gobiernos que tuvimos en las décadas de los setenta y los ochenta", Piñera ha dicho que no comparte "en absoluto" las declaraciones de Bolsonaro, "especialmente en un tema tan doloroso como la muerte de su padre".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.