Politica

Bolivia asegura tener una posición sólida en disputa con Chile por el Silala

Imagen del desierto de Atacama (Chile), cerca del río Silala, en la frontera entre Bolivia y Chile. Foto: EFE/Alberto Peña/Archivo

El Gobierno de Bolivia aseguró tener una "posición sólida en la disputa con Chile en la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre las aguas del Silala, con una defensa que se lleva "con el mayor rigor".

La Cancillería boliviana señaló en un comunicado que "se han realizado los estudios científicos de campo más completos en el área", mismos que, "junto a los antecedentes históricos recopilados y la argumentación jurídica preparada, configuran una posición sólida de los intereses" del país.

También aseguró que el Estado boliviano "conduce la defensa del caso Silala con el mayor rigor y responsabilidad".

Respuesta chilena

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia difundió el comunicado a propósito de la presentación por parte de Chile de su respuesta a la dúplica boliviana por este caso en la sede de la Corte de La Haya en Países Bajos.

"Una vez recibida la respuesta escrita adicional presentada por Chile, será objeto de evaluación por las autoridades y el equipo técnico-jurídico", indicó la Cancillería de Bolivia.

El contenido de ese documento y del "resto de los actuados en este proceso se encuentran bajo reserva reglamentaria" hasta la celebración de las audiencias orales, cuya fecha deberá anunciar el alto tribunal de Naciones Unidas, agregó el ministerio boliviano.

Chile demandó a Bolivia en 2016 para evitar que impida el flujo de las aguas hacia su territorio, al argumentar que el Silala es un río internacional entre ambos países.

Bolivia contestó en 2018 con tres contrademandas al considerar que las aguas eran originalmente unos manantiales nacidos en su territorio, pero fueron canalizadas hacia la frontera por una empresa chilena de ferrocarriles en la década de 1920.

El Silala nace en Bolivia y cruza la frontera hasta desembocar en otro cauce en Chile, pero su uso y estatus han erosionado las relaciones entre ambos en los últimos veinte años.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.