Politica

Más de millón de personas se reunió en Santiago de Chile para protestar contra la desigualdad

Vista de la Plaza Italia. Foto: EFE.

La manifestación más grande de Chile -desde que cayó en el régimen del dictador Augusto Pinochet- quedará en los registros históricos. Al menos un millón de personas se congregó en el centro de Santiago, tras una semana de protestas contra la desigualdad social en el país, para decir: "Chile despertó".

Aunque que la convocatoria estaba programada para las 17.00 hora, mucho antes se llenó de gente la Plaza Italia, punto neurálgico de Chile. La imagen, impresionante, debido al número de personas, pasará a la historia como uno de los grandes hitos de la denominada "Revolución de los 30 pesos", que tuvo como detonante el alza en el valor de la tarifa del tren subterráneo, pero que acoge una serie de demandas que buscan un país más igualitario.

La concentración reunió a más de un millón de personas, según las cifras de la Intendencia Metropolitana.

Chilenos de todas las edades entonaron "El baile de los que sobran" de Los Prisioneros, banda ícono de la época de lucha contra la dictadura.

Para los chilenos, el paquete de medidas propuesto por la administración de Sebastián Piñera no fue suficiente y la salida de los militares a la calle, enardeció más los ánimos. Mejores pensiones y salarios, más acceso a la educación universitaria y los servicios de salud, son algunas de las demandas que figuraron en los enormes carteles desplegados en las calles, donde una gigante bandera con el lema "Chile despertó", fue visibilizada en los medios de comunicación y en las redes sociales.

"No estamos en guerra", es la frase que han hecho suya cientos de chilenos, luego de la declaración que hizo Piñera contra los causantes de incendios en supermercados y estaciones del Metro.

Otras pancartas solicitaban "asamblea constituyente" para redactar una nueva Constitución que reemplaza la Carta Magna de la dictadura que rige en Chile desde 1980 y a la que los manifestantes culpan del modelo económico neoliberal que ha agudizado la desigualdad entre las distintas clases sociales.

Y algo nunca antes visto: la protesta unida de las barras bravas de la Universidad de Chile, Colo Colo y Universidad Católica, los tres clubes más importantes del fútbol chileno, contrincantes en la cancha, amigos hoy para manifestarse contra Sebastián Piñera y la desigualdad que Chile arrastra por varios años.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin