Politica

Chile apuesta por la paz, la justicia social y una nueva Constitución

  • La elección de los constituyentes se efectuará en octubre del próximo año
Imagen: Dreamstime.

Semana intensa a todos los niveles la vivida en Chile -en la calle y en los despachos-. Concluyó con un gran acuerdo de casi todo el espectro político que abocará en los próximos meses a un proceso constituyente; este deberá conducir a la redacción de una nueva constitución, que sustituirá a la actual, vigente desde 1980.

El pasado martes 12 de noviembre fue un día de mucha violencia irracional y saqueos orquestados por las calles de norte a sur del país, que llevó a pensar en la activación de un estado de excepción constitucional. Pasadas las 22 horas, el presidente Sebastián Piñera hizo un llamado a la unidad de los chilenos y apeló a toda la dirigencia política a tres compromisos: a) por la paz y contra la violencia; b) por justicia, que impulse una agenda social para "un Chile con más oportunidades", y c) por una nueva constitución, con un plebiscito ratificatorio.

Desde ese instante se abrieron negociaciones entre partidos. A las 2:25 de la madrugada del viernes 15, los líderes de las distintas colectividades políticas, con la excepción del Partido Comunista y la Federación Verde Regionalista Social (FRVS), anunciaban un pacto llamado "Por la paz social y la nueva constitución", cuya finalidad será reemplazar la actual carta magna chilena.

Los plazos de la nueva constitución

Así, el documento de dos páginas suscrito instituye un plebiscito de entrada -defendido desde el inicio por la oposición al gobierno-, con dos preguntas. En la primera, el votante se debe pronunciar sobre si apoya o no un cambio constitucional. La segunda propone dos mecanismos para su elaboración: "convención constituyente" compuesta en un 100% por ciudadanos elegidos para esa labor o una "convención mixta" con porcentaje de participación de parlamentarios (50%) y de miembros electos para ese fin (50%).

Igualmente, el consenso incluye, también, que el plebiscito se fije para abril del próximo año, y cualquier arreglo al que llegue la instancia a crear requerirá el apoyo de dos tercios de sus miembros para su aprobación.

La elección de los constituyentes se efectuará en octubre del próximo año, junto con los comicios de gobernadores regionales y alcaldes. El plazo de funcionamiento de la instancia será de nueve meses, prorrogable una sola vez por otros tres meses.

A su vez, el texto reglamentario que redacte la "convención" tendrá que ser visado por medio de un "plebiscito ratificatorio" mediante voto obligatorio. El sufragio se efectuará "60 días después" de entregada la propuesta de la nueva disposición. Sin embargo, el convenio establece que "en ningún caso este podrá realizarse 60 días antes ni después de una votación popular".

"Estoy optimista por el acuerdo alcanzado que inicia una nueva etapa", afirmó el expresidente Ricardo Lagos

Fue el presidente del Senado quien al amanecer informó de la "salida pacífica y democrática de la crisis", agregando que "es una victoria de toda la ciudadanía" y que se trata de una salida institucional.

Lo más inmediato, terminar con los actos vandálicos y destrucción indiscriminada de bienes públicos y privados, se condensa en el primero de los 12 puntos: "Los partidos que suscriben este acuerdo vienen a garantizar su compromiso con el restablecimiento de la paz y el orden público en Chile y el total respeto de los derechos humanos y la institucionalidad democrática vigente".

El expresidente Ricardo Lagos dijo a través de Twitter: "Estoy optimista por el acuerdo alcanzado que inicia una nueva etapa".

Hubo una respuesta casi instantánea -unas horas más tarde- por parte de los mercados. Por lo pronto, el dólar retrocedió con fuerza frente al peso chileno pasando de los 802,63 a 777,57. Sería el mayor retroceso diario desde el 26 de noviembre de 2008, en plena crisis financiera.

En tanto, la Bolsa de Santiago, a través del IPSA, pegó un brinco de 6,44%, el más alto desde el 18 de diciembre de 2017, cuando, coincidiendo con el triunfo de Sebastian Piñera en la elección presidencial, subió un 6,9%. El listado de los avances era encabezado por Grupo Security (19,29%), Salfacorp (16,95%) e Inversiones La Construcción (16,21%). Siguieron la misma línea los Bonos del Banco Central en UF (BCU) con vencimiento a siete y 10 años apuntaron las mayores caídas diarias desde que hay registros: el primero desciende 85 puntos base hasta 0,44% y el segundo 73 hasta 0,69%, debido a la menor incertidumbre.

Por último, el riesgo país de Chile medido en CDS a cinco años retrocedió hasta los 48 puntos básicos: vuelve a ser el spread más bajo de América Latina. Le siguen Panamá y Perú, con 51. Más atrás, México (91) y Brasil (122).

Respuesta europea

Concluimos refiriéndonos a la sesión del Parlamento Europeo en Bruselas, el día 13 de noviembre, en el que se trató la situación de Chile. El eurodiputado español del PP Leopoldo López Gil alabó las propuestas del Ejecutivo de Sebastián Piñera para aliviar las protestas sociales. Recordó que el propio Gobierno ha pedido a Naciones Unidas que envíe una misión a Chile para investigar las denuncias de uso excesivo de la fuerza por parte de la policía.

Mientras tanto, la parlamentaria española Inmaculada Rodríguez-Piñero, del PSOE, afirmaba que "Chile es un socio fiable y muy importante para la UE, con una democracia consolidada, comprometida con los derechos humanos y defensora del multilateralismo, del comercio justo bien regulado y del medio ambiente", y confió en que se ponga en marcha un "proceso de renovación y reforma del contrato social" para Chile.

Por su parte, el eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas se refirió igualmente a Chile como el "primer aliado en Latinoamérica" de la Unión Europea. "Sus problemas también son los nuestros", subrayó Cañas, que comparó la situación en el país con las tensiones sociales que ha vivido Europa en los últimos meses con, entre otros, los chalecos amarillos en Francia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.