Politica

Bolivianos acampados ante el consulado deberán cumplir cuarentena antes de volver a su país

Cerca de 400 personas acamparon frente al consulado boliviano buscando una forma de volver a su país.

Los gobiernos de Bolivia y Chile llegaron a un acuerdo para que los bolivianos acampados desde hace varios días, frente al consulado en Santiago, sean trasladados a la ciudad chilena de Iquique para pasar allí la cuarentena preventiva por el coronavirus antes de regresar a Bolivia.

Unos 950 ciudadanos bolivianos acamparon hace días frente al consulado de Bolivia en Santiago en señal de protestar por el cierre de fronteras que les impide regresar a su país, según informa el diario chileno 'La Tercera'.

Los ministros de Exteriores de Chile y Bolivia, Teodoro Ribera y Karen Longaric, respectivamente,  acordaron "trasladar a los ciudadanos bolivianos varados en Santiago hasta la ciudad de Iquique, donde cumplirán cuarentena para luego ingresar directamente al país", de acuerdo con la Cancillería boliviana.

"Creo que es una señal de colaboración relevante entre los países, países limítrofes que tienen que enfrentar sus crisis, ojalá de forma conjunta", valoró, por su parte, el ministro chileno.

Albergues

De momento, los bolivianos han sido trasladados a tres albergues de la capital chilena gestionados por el Arzobispado de Santiago. "Es una solución para que se puedan hospedar en un espacio más digno que la calle", explicó el obispo auxiliar de Santiago, Cristián Roncagliolo, a 'La Tercera'.

Los bolivianos se han mostrado agradecidos. "Pasamos frío y hambre, no teníamos nada que comer. Por eso, muchas gracias a los ciudadanos chilenos y compatriotas que viven acá por toda su ayuda", dijo uno de ellos.

En las próximas horas, serán trasladados en autobuses hasta Iquique, donde permanecerán catorce días hasta poder volver a Bolivia. "Esa cuarentena va a ser financiada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y va a ser reconocida en Bolivia", precisóRibera.

Incidentes

La situación de los bolivianos varados en Chile ha provocado otros incidentes. Cientos de bolivianos intentaron cruzar por la fuerza dando lugar a un enfrentamiento con los militares que guardan la frontera. Finalmente, se les dio la misma solución de pasar la cuarentena en Iquique para después regresar.

El Gobierno de Jeanine Áñez, que achacó los disturbios en la frontera a simpatizantes del expresidente Evo Morales, atribuyó la lentitud de las repatriaciones a que las instalaciones habilitadas en Bolivia para que pasen la cuarentena están desbordadas.

Hasta ahora, el Palacio Quemado ha gestionado la vuelta de más de 1.400 nacionales, algunos de los cuales aún guardan cuarentena en Iquique (Chile) y Pisiga (Bolivia), de acuerdo con la agencia de noticias ABI.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin