Politica

Diputados chilenos aprueban legislar sobre retiro de dinero desde los fondos de pensión

Manifestación en contra de las Administradora de Fondos de Pensiones (AFP), en Santiago de Chile. Foto: EFE/Sebastián Silva/Archivo

La Cámara de Diputados aprobó la idea de legislar una reforma constitucional que permita a los ciudadanos retirar parte de sus fondos previsionales mientras dure el estado de excepción constitucional de catástrofe que el Gobierno declaró por la pandemia de coronavirus.

El modelo de pensiones de Chile se basa en el ahorro individual obligatorio, mediante el cual cada trabajador aporta un 10% mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila y que es gestionado por las denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Con esta reforma se busca establecer un mecanismo transitorio de retiro parcial anticipado de los ahorros previsionales, con ocasión de la crisis económica provocada por la pandemia de la covid-19, de tal manera que por única vez los afiliados al sistema de pensiones que lo deseen puedan retirar hasta el 10% de sus fondos acumulados en las AFP.

La propuesta, iniciada en mociones parlamentarias, fue aprobada en su idea de legislar por 95 votos a favor, 25 en contra y 31 abstenciones, pero por ser objeto de indicaciones fue enviada nuevamente a la Comisión de Constitución para un segundo informe que de cuenta de las propuestas de enmienda.

Posteriormente tendrá que regresar a la Cámara de Diputados, que debatirá sobre los aspectos particulares de la iniciativa y, de ser aprobada, continuará su trámite parlamentario en el Senado.

¿Cómo se haría?

El proyecto establece que el monto mínimo a retirar será de 35 Unidades de Fomento (UF) -unidad monetaria cambiante de existencia no física que se utiliza en Chile para ajustar las transacciones comerciales, contables y bancarias de acuerdo a la inflación-, lo que equivale aproximadamente a un millón de pesos (unos 1.270 dólares).

El monto máximo será equivalente a 150 UF, que son alrededor de 4,3 millones de pesos (unos 5.500 dólares).

En el caso de que el 10% corresponda a un monto mayorr a las 35 UF, los afiliados podrán retirar hasta dicho monto y, en el caso de que el monto total acumulado sea menor a las 35 UF, se podrá retirar la totalidad de los fondos.

Si el proyecto se convierte en ley, se permitirá retirar los ahorros en dos cuotas: la primera entrega será del 50 % en un plazo máximo de 10 días hábiles luego de presentada la solicitud ante la AFP correspondiente; y la segunda entrega será del 50% restante en un plazo máximo de 30 días hábiles a contar del desembolso anterior.

El proyecto propone también crear un Fondo Colectivo Solidario de Pensiones, que se financiaría con aportes de empleadores y del Estado, con el objetivo de compensar la reducción que hayan podido sufrir los ahorros por los retiros anticipados complementando recursos al momento de la jubilación.

Lamento gubernamental

El Gobierno se mostró siempre contrario a esta iniciativa y trató de que la coalición oficialista Chile Vamos votara en bloque en contra, pero no lo logró, siendo varios los diputados que sostienen al Ejecutivo los que votaron a favor de la reforma.

Tras la votación, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, lamentó el resultado y dijo que se trata de "una mala medida".

"Lo lamentamos porque creemos que hoy día ha primado una visión de corto plazo, es un atajo, no se hace responsable ni se hace cargo de cuál es el efecto en las pensiones del mañana. Como país llevamos años debatiendo cómo mejoramos el sistema de pensiones", expresó.

"Es incompatible abogar por el reforzamiento del sistema de pensiones, reforma que fue aprobada tiempo atrás por esta misma Cámara y que hoy se encuentra en el Senado, y al mismo tiempo proponer una reforma que lo debilita proponiendo el retiro del 10%, como es aquel que se ha aprobado en esta primera instancia", insistió el secretario de Estado", continuó el ministro.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin