Politica

Chile, un país dividido ante el posible retiro de recursos desde fondos de pensiones

Manifestación en contra de las Administradora de Fondos de Pensiones (AFP), en Santiago de Chile. Foto: EFE/Sebastián Silva/Archivo

La ciudadanía, el Gobierno y la clase política de Chile se encuentran agitados después de que los diputados aprobaran la posibilidad de legislar una reforma constitucional para que se permita el retiro de parte de los fondos previsionales mientras dure la pandemia de coronavirus.

Pese a que se trata sólo del primer trámite parlamentario de la iniciativa -que volverá a la Comisión de Constitución para un segundo informe antes de regresar de nuevo al pleno de Cámara de Diputados y eventualmente pasar en última instancia por el Senado-, tras la aprobación de anoche se colapsaron los portales de Internet de varios de los fondos de pensiones por las consultas de los ciudadanos.

Para el Gobierno chileno, contrario a esta iniciativa por considerar que impide una reforma a largo plazo del sistema de pensiones, el avance de la ley supuso un duro revés, pues además fue posible gracias al voto favorable de 13 parlamentarios oficialistas sobre los que el Ejecutivo no pudo hacer valer la disciplina de partido.

El modelo de pensiones de Chile se basa en el ahorro individual obligatorio, mediante el cual cada trabajador aporta un 10% mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila y que gestionan las denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Con esta reforma se busca establecer un mecanismo transitorio de retiro parcial anticipado de parte los fondos previsionales, con ocasión de la crisis económica provocada por la pandemia de la covid-19, de tal manera que por única vez los afiliados al sistema de pensiones que lo deseen puedan retirar hasta el 10% de sus fondos acumulados en las AFP.

Expectativas

Dadas las expectativas que generó la votación de los diputados sobre esta materia se produjo un significativo aumento de las consultas de los afiliados a los fondos de pensiones sobre la posibilidad de retirarlos de sus cuentas de capitalización individual.

Ante esta situación, la Superintendencia de Pensiones (SP) -organismo contralor que representa al Estado al interior del sistema de pensiones chileno- emitió un comunicado en el que recomendó a la ciudadanía "ejercer con tranquilidad su derecho de consulta de su situación previsional (...) atendiendo al estado real del trámite legislativo sobre el proyecto de ley".

Esta entidad recordó que la votación del miércoles es sólo sobre la idea de legislar este proyecto de reforma constitucional y que la iniciativa aún debe concluir su tramitación en la Cámara Baja y, posteriormente, su revisión en el Senado en un segundo trámite.

Derrota del Gobierno

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, convocó una reunión de urgencia para analizar lo sucedido, ya que el Ejecutivo es contrario a la iniciativa.

La situación está generando una fuerte tensión dentro del oficialismo y en las últimas horas hasta ocho diputados del partido Renovación Nacional (RN), uno de los que conforma la coalición de Gobierno, han presentado su renuncia tras ver como nueve de sus compañeros votaban a favor de la reforma.

Desde la oposición, por contra, califican lo sucedido como un "triunfo histórico del pueblo chileno", tal y como dijo el diputado socialista Juan Luis Castro.

El modelo previsional chileno fue instaurado en 1980, durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y es altamente contestado por parte de la población, con habituales manifestaciones multitudinarias. Además, es uno de los motivos centrales que motivaron el estallido social del pasado octubre

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin