Politica

Gobierno digital: claves para un mundo moderno, ecológico e inclusivo

Foto: Archivo

En los últimos veinte años, las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) evolucionaron de manera espectacular, transformando la economía, la sociedad y la cultura. El grado de adopción de Internet es muy variable dependiendo del país y de las ciudades, con diferencias que se acentúan más al comparar las grandes ciudades con las poblaciones rurales.

No obstante, más allá de las diferencias, hay algo que es sabido por todos: el futuro, indefectiblemente, es digital. Entonces, ¿cómo pueden aprovechar los distintos gobiernos el poder de las TIC y avanzar hacia un mundo más y mejor conectado?

En Chile, según cifras de la Subtel, el 53,6% de los habitantes tienen un teléfono celular abonado a un plan de contrato, el 87,4% de los hogares tiene acceso a Internet y el 71% está conectado a través de fibra óptica. El crecimiento de conectividad y las nuevas tecnologías se ha dado de manera sostenida a lo largo de los últimos años. Su consumo estuvo más relacionado con la comunicación, el entretenimiento y el uso de redes sociales. Hasta que llegó el COVID-19 y permitió fortalecer el comercio electrónico, el teletrabajo y los trámites gubernamentales a distancia. Todo esto, en el marco del reciente inicio a la licitación de la tecnología 5G que suscribió el Presidente Piñera.

El aislamiento social producto de la pandemia, obligó al mundo entero a mirar las cosas de otra manera y a cuestionar viejos paradigmas. Ante este escenario de constantes cambios, se vio un incremento acelerado del eCommerce y del teletrabajo, por citar dos ejemplos. Todo indica que, de aquí en más, veremos un mundo más digital, pero cuando se trata de trámites y reducción de papel, hay todavía mucho camino por delante.

¿Cómo lograr esa digitalización? Lo que ocurrió con la solicitud de retiro del 10% de los ahorros previsionales, o los trámites necesarios para recibir la asistencia del gobierno son pruebas de que la educación digital es fundamental para alcanzar el éxito.

Por un lado, existe el desafío de identificar a una persona a distancia. Los bancos, por ejemplo, validan la identidad de sus clientes para extraer dinero del cajero automático con dos niveles de seguridad: la tarjeta, algo que el cliente tiene; y por su clave, algo que sabe.

En este nuevo contexto, las entidades financieras tuvieron que adaptarse, permitiendo retirar dinero de una cuenta por un autorizado que no contaba ni con la tarjeta ni con la clave del titular. El objetivo es lograr servicios digitales que sean simples de utilizar, intuitivos y que traigan una mejor experiencia.

Por otra parte, es necesario tener en cuenta la tecnología. No es igual -incluso dentro de una misma región-, el grado de despliegue de infraestructura de las redes, necesarias para las telecomunicaciones. La solución pareciera ser un poco más simple y directa: hay que fomentar la inversión, que haga más robustas las redes y expandan su alcance.

La tecnología pone a disposición de los gobiernos distintas soluciones y herramientas para lograr una mayor eficiencia administrativa, incrementar la participación ciudadana y mejorar los servicios. Desde la firma electrónica hasta los recibos de sueldo digitales o los formularios electrónicos, los sistemas de eGobierno han crecido significativamente durante los últimos años, aunque todavía tienen mucho potencial de desarrollo.

No se trata de un lujo, mucho menos de un imposible. Contar con herramientas digitales para la gestión ciudadana, reducir el uso de papel y unificar trámites tiene grandes beneficios. La optimización del tiempo se traduce en disminución de costos y, por ende, impacta en la productividad y la economía. El trabajo por delante es mucho y requiere de la participación de todos. Gobiernos, empresas y ciudadanos deben trabajar en conjunto para llevar a Chile al siglo XXI.

Por Esteban Zecler cofundador y CEO de Zetech

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin