Politica

Proyecto de Ley propone reajustar el salario mínimo en Chile

En el último año se han perdido un millón 800 mil empleos en Chile.

El Ministro de Hacienda, Ignacio Briones, informó que la propuesta de reajuste del salario mínimo del Gobierno para el período septiembre 2020-septiembre 2021, considera una variación nominal de 0,4% y de 0% real, de tal manera que conserva su poder adquisitivo, quedando en 322.000 pesos.

Si se incluye la proyección de agosto 2020, se estima una variación del IPC, entre marzo 2020 y hoy, de 0,4%.

El secretario de Estado explicó que esta propuesta de salario mínimo es reflejo de varios factores.

En primer lugar, la caída de la actividad económica nos sitúa en niveles similares a lo que el país tenía hace tres años, cuando el salario mínimo era de 291.426 pesos, medido en poder adquisitivo a mayo de este año.

En ese entonces la tasa de desempleo era del 7,3%, casi la mitad del desempleo registrado el último trimestre móvil mayo-julio, de 13,1%.

En segundo lugar, debe considerarse que en el último año se han perdido un millón 800 mil empleos, sin contar con los más de 700 mil solicitudes de suspensión acogidos a la Ley de Protección del Empleo.

De acuerdo a las proyecciones del Banco Central en el IPoM de junio, el PIB de Chile para el 2020 retrocederá a niveles similares registrados en 2017.

A nivel mundial, tanto el Fondo Monetario Internacional como la OCDE proyectaron en junio de este año, que el PIB mundial para fines de 2021 será inferior en más de 6 puntos porcentuales de lo que se anticipaba a comienzos de 2020, y la OCDE estima que la diferencia podría llegar hasta 10 puntos porcentuales en caso de una segunda ola global de contagios de COVID-19.

Por último, en el contexto de la pandemia del COVID-19, el Gobierno implementó el Ingreso Mínimo Garantizado, un subsidio para trabajadores con ingresos entre 301.000 pesos y 384.363 pesos con un aporte estatal máximo de 59.200 pesos. De esta manera, para un trabajador o trabajadora que percibe el salario mínimo, cualquier reajuste de salario mínimo significaría traspasar un costo que hoy podría asumir el Estado, a las pymes.

En este contexto, dijo Ignacio Briones, al contar con una herramienta como el Ingreso Mínimo Garantizado, la propuesta de reajuste apunta a que sea el Fisco, y no las pymes quien asuma el costo de aumentar los ingresos en este tramo durante este periodo excepcional de pandemia y crisis económica y del empleo.

Explicó que por cada 1000 pesos que sube el salario mínimo, el trabajador o trabajadora percibiría un incremento por tan solo 90 pesos. ¿Por qué? Porque a medida que sube su ingreso va perdiendo parte del subsidio estatal. "Entonces, en estos momentos de gran crisis, en lugar de subirle el costo de contratación al comerciante, al dueño de un restorán, a la pyme, queremos que lo asuma el Estado a través de este subsidio del ingreso mínimo garantizado", dijo Ignacio Briones.

Precisó que, desde el punto de vista del trabajador, nada cambia mucho porque la única diferencia es si el aumento lo pone el Estado o el empleador, "Para nosotros como Ministerio de Hacienda no habría nada más cómodo que subir el salario mínimo 10 mil o 20 mil pesos, porque nos ahorraríamos el subsidio por Ingreso Mínimo Garantizado", graficó el Ministro de Hacienda, y recordó que, si bien la propuesta de reajuste de salario mínimo la hace el Ejecutivo, ese valor lo pagan los empleadores.

"Y todos comprendemos que si la pone el empleador hay más chances de que no pueda contratar a esa persona, no pueda contratar a nuevas personas o incluso no sea capaz de mantener sus empleados", advirtió.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin