Politica

La división de la oposición en Chile salva a Mañalich de la acusación constitucional por la gestión de la pandemia de coronavirus

  • La Camará de Diputados rechazó la acusación por 71 votos a favor y 73 en contra
  • Este fracaso es una nueva bofetada para el Frente Amplio
El exministro de Salud, Jaime Mañalich, salió airoso de la acusación constitucional. Foto: Archivo

Las diferencias al interior de la oposición fueron la principal causa para que la Cámara de Diputados rechazara, por 71 votos a favor 73 en contra y siete  abstenciones la acusación constitucional en contra del exministro de Salud Jaime Mañalich, quien estaba siendo señalado "haber colocado en riesgo la vida y salud de la población" y "ocultamiento de datos y faltas de probidad".

Este resultado es un nuevo fracaso de los opositores al gobierno de Sebastián Piñera, ya que a pesar de contar con la mayoría en la cámara baja no logró ponerse de acuerdo, como en tantas otras oportunidades, para hacer avanzar el libelo en contra del exministro.

Las diversas posturas en el bloque de centro izquierda, que a estas alturas, no tiene nada de ello, se reflejaron claramente al momento de la votación. Mientras los partidarios del gobierno cerraron filas, a pesar de sus divisiones internas, y votaron rechazando la acusación, en la oposición se vio de todo: así el democratacristiano Jorge Sabag se sumó al oficialismos. A ello se sumaron las abstenciones de Pepe Auth (independiente), Loreto Carvajal (PPD), Pablo Lorenzini (ex DC), Fernando Meza (ex PR), Gabriel Silber (DC), Jaime Tohá (PS) y Daniel Verdessi, votos que hicieron fracasar hicieron la posibilidad de alcanzar el quórum necesario.

Película repetida

Este fracaso es una bofetada para el Frente Amplio (el sector más izquierdista de la oposición) ya que nuevamente una acusación constitucional impulsada desde sus filas es rechazada, tal como ocurrió en 2018, cuando pudieron de sacar adelante el libelo contra el entonces ministro de Salud, Emilio Santelices, o el fallido intento de acusación en contra de los jueces de la Sala Penal de la Corte Suprema el mismo año.

Esto hace pensar, ya casi definitivamente, que las posibilidades de un acuerdo único para los futuros comicios, seis en menos de un año, pueda ser enfrentado con un programa o candidatos en común, facilitando el posible triunfo de la coalición gobernante.

La jornada

La extensa jornada, que finalizó casi a medianoche, se inició de manera sorpresiva ya que la defensa de Mañalich evitó presentar la denominada cuestión previa, por lo que inmediatamente se entró al fondo del libelo. A ello se sumaron las palabras del mismo exministro quien en un tono desusado para su forma de ser, es decir en un tono humilde, ofreció disculpas, señalando que "he cometido errores y he ofendido a mucha gente durante mi trabajo".

En especial, tuvo palabras hacia los alcaldes, con quienes se enfrentó públicamente durante la pandemia.

Por la oposición tomó la palabra la diputada radical Marcela Hernando para justificar la acusación constitucional. La parlamentaria realizó una detallada cronología contra Mañalich y sostuvo que "con su actuar temerario, soberbio e intransigente puso en riesgo grave la salud de la población"..

Asimismo, la diputada puso en duda la veracidad de la gestión del Minsal: "Se nos ha mentido y creo no equivocarme en que se nos sigue mintiendo". "Me importan un comino los rebuscados argumentos de la defensa (de Mañalich). Si extiendo las 200 páginas y las uno para construir una gran sábana, no alcanzo a cubrir los cuerpos de los 17 mil fallecidos", añadió.

A su vez, el abogado del exministro, Gabriel Zaliasnik, se quejó por un "uso político" de la acusación, al tiempo que justificó la estrategia de ir al fondo y desechar el debate por la cuestión previa. "El (ex)ministro Mañalich nos ha pedido no ir a la cuestión previa para dar la cara", dijo.

"De acogerse esta acusación constitucional, la única verdadera consecuencia que se seguirá, porque el ministro Mañalich renunció hace cuatro meses, será la muerte cívica del ciudadano Jaime Mañalich", dijo el abogado, añadiendo que "aquí nunca hubo ocultamiento de información. Saquémonos las máscaras y pensemos en nuestros hijos y en nuestros compatriotas. Hay vileza en esta acusación y se dañan los valores que debieran ennoblecer el servicio público".

En la intervención de las bancadas, abrió los fuegos el diputado Ramón Barros (UDI), quien hizo una cerrada defensa de Jaime Mañalich: "Vamos a votar rechazo", adelantó. Desde el oficialismo se apuntó al carácter político del libelo, a la insistencia de la oposición con este herramienta y a un enjuiciamiento del exministro por sus características personales.

Desde la oposición insistieron en sus argumentos contra el exjefe de la cartera de Salud. La diputada Karol Cariola (PC) cuestionó la estrategia del extitular del Minsal señalando: "¿Qué clase de sociedad apuesta a generar inmunidad a costa de la vida de las y los más débiles? Esto es inaceptable".

Por su parte, el diputado Ricardo Celis (PPD) apuntó a que "el abandono de la trazabilidad es un hecho central", mientras Daniella Cicardini (PS) apuntó a "las incongruencias en el manejo de las cifras, del ocultamiento de datos".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin