Politica

Rechazan el recurso de SQM para impedir incautación de documentos por supuestos delitos tributarios

En la imagen, el exsubsecretario de Minería, durante el gobierno de Sebastián Piñera, Pablo Wagner (frente). EFE/Archivo

La justicia rechazó un recurso presentado por el gerente general de la Sociedad Química y Minera de Chile (Soquimich), Patricio Contesse, con el que intentó impedir la entrega de documentos contables en el marco de la investigación por delitos de fraude tributario en el caso Penta.

Según fuentes judiciales, el octavo Juzgado de Garantía de Santiago resolvió que la Fiscalía podrá tener acceso a los documentos requeridos, al considerar "del todo improcedente" un recurso de la gerencia de la minera que buscaba frenar dicha acción.

Contesse había dicho que la solicitud del Ministerio Público de investigar todas las boletas y facturas emitidas por terceros a Soquimich, en el mes de julio de 2009, excedía con creces el ámbito de la investigación que la fiscalía tiene en virtud de la querella presentada por el Servicio de Impuestos Internos (SII).

La querella interpuesta por el SII es contra el exsubsecretario de Minería del Gobierno de derechas de Sebastián Piñera (2010-2014), Pablo Wagner, que se encuentra en prisión preventiva, y su cuñada María Carolina de La Cerda.

La Policía de Investigaciones (PDI) y la Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad de Santiago ya incautaron, el pasado 16 de enero, una serie de documentos desde la oficina de Soquimich, pero la Fiscalía ha sido más específica al solicitar ahora los papeles contables correspondiente a julio del 2009.

El "Pentagate", como lo han bautizado los medios locales, involucra a empresarios y políticos del ultraderechista partido Unión Demócrata Independiente (UDI).

Prisión preventiva

El pasado sábado un juez chileno ordenó prisión preventiva para seis de diez imputados en delitos tributarios, sobornos y otros delitos en el llamado caso Penta, entre ellos dos poderosos empresarios y el exsubsecretario de Minería.

Wagner está acusado de facilitación y uso de facturas de honorarios falsas, obtención indebida de devoluciones de impuestos y omisión de ingresos en sus declaraciones de impuestos a la renta.

Se trata de al menos 59 facturas de honorarios emitidas entre 2009 y 2014 por un total de 120 millones de pesos (unos 200.000 dólares), cuyos destinatarios fueron varias empresas del conglomerado económico Penta, que maneja recursos por 20.000 millones de dólares.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin