Politica

Comisión de salud rechaza venta de medicamentos en góndolas y supermercados

Buscan evitar la automedicación de los pacientes chilenos.

El grupo parlamentario rechazó la posibilidad de vender medicamentos en supermercados, propuesta contenida en los cambios realizados por el Gobierno al proyecto de medicamentos que se encuentra en segundo trámite constitucional.

Con el fin de evitar la automedicación y sus efectos en la ciudadanía, la mayoría de quienes participaron en la sesión de la Comisión de Salud rechazaron la posibilidad de vender medicamentos en supermercados y góndolas.

Durante la votación del proyecto que regula los medicamentos bioequivalentes genéricos y evita la integración vertical de laboratorios y farmacias, la oposición no respaldó la medida y Renovación Nacional se abstuvo de votar las indicaciones realizadas en marzo al proyecto, por parte del actual Gobierno.

Pero no solo el riesgo para la comunidad fue lo que consideró el presidente de la Comisión, diputado Juan Luis Castro (PS), para rechazar estos cambios, sino que, a su juicio, los medicamentos que se venderían fuera de las farmacias y que generarían una mayor competencia son los que ya tienen un bajo costo.

"Nos parece increíble que este proyecto se vista como el que va a bajar los precios en circunstancias que lo único que hace es que productos que ya son de bajo precio, como el paracetamol, que vale $1.000; o el ibuprofeno, que cuesta $700, sean el caballo de batalla de un slogan que no tiene traducción en la realidad", criticó.

El diputado Andrés Celis (RN) basó su decisión de abstenerse porque la indicación no establecía el detalle de qué medicamentos debían venderse en góndolas sino que se lo deja al arbitrio del Instituto de Salud Pública. "Eso me parece sumamente peligroso e irresponsable", acotó, estimando que esto afecta fuertemente a las farmacias pequeñas.

Para el diputado Jaime Bellolio (UDI), promotor de la indicación, esto significa que muchas zonas no podrán tener acceso más expedito a los medicamentos. "En Chile hay más de 50 comunas que no cuentan con una farmacia", señaló.

Sostuvo que con este sistema, lo que se proponía era que, además de poder cotizar mejor los precios de los remedios, también se tendría una mayor disponibilidad, "para no tener que gastar recursos para ir a los centros de las ciudades o centros más urbanos, junto con quitarle el monopolio a las farmacias, que a mi me parece que no se justifica".

El diputado señaló, además, que la propuesta que permite el expendio de medicamentos a través de farmacias digitales no corra la misma suerte.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0