Politica

Sala aprobó legislar en torno a la reforma previsional del Ejecutivo

Reforma previsional cuenta con el respaldo de la derecha, la DC y el PR.

La propuesta fue ratificada con los votos de los partidos oficialistas y con el apoyo de parlamentarios de las bancadas DC y PR-Independientes. La iniciativa volverá ahora a la Comisión de Trabajo para su debate en particular, dado que el Ejecutivo le retiró la calificación de urgencia.

Tres sesiones se tomó la Sala de la Cámara de Diputados durante esta semana para analizar en general la reforma previsional del Gobierno (boletín 12212). Sesión a sesión se sucedieron discursos intensos y mayoritariamente polarizados en pro o en contra de la propuesta que, finalmente, fue votada en el día de hoy.

La idea de legislar fue sancionada por medio de una única votación que exigió un mínimo de 78 votos favorables (quórum calificado). En concreto, se pronunciaron a favor 84 legisladores/as, en tanto que 64 lo hicieron en contra y dos se abstuvieron.

En la ocasión se resolvió también una diferencia en la calificación del quórum requerido, dado que tres de las normas del proyecto apuntaban a materias relacionadas con tribunales y, por tanto, se había consignado un quórum de ley orgánica constitucional. Sobre el punto, la Sala se pronunció (67 votos a favor, 82 en contra y una abstención) por desestimar dicho planteamiento y optó por dejar el mínimo de aprobación conforme a las normas de quórum calificado.

Votaron en contra de la idea de legislar diputados/as de las bancadas PS; PPD; PC; FRVS; Mixto Humanista, Ecologista e independientes; RD; y Mixto Liberal, Comunes e independientes. Por la aprobación, en tanto, se pronunciaron los tres partidos del oficialismo (UDI, RN y Evópoli) y representantes de las bancadas DC y PR e independientes.

Para esto último fue clave un acuerdo alcanzado entre el Gobierno y las bancadas DC y PR, que el mismo ministro de Hacienda, Felipe Larraín, mencionó durante el debate y que pasa, entre otros puntos, por asegurar que el proyecto está completamente financiado, con los espacios que se producen de la reducción de los compromisos previsionales futuros del sistema antiguo, que se reflejan en el déficit del IPS.

Además, confirmó que el 4% de incremento de la tasa de cotización obligatoria (que será de cargo del empleador) que se plantea no será administrada por las AFP, sino que por un ente público nuevo y único, para lo cual anunció la presentación de indicaciones en la discusión en particular.

Asimismo, informó que se reducirá el periodo de tiempo entre la aprobación y vigencia de la ley, de los entre seis y siete meses actuales, a 90 días, de modo que el aumento de pensiones para los adultos mayores vulnerables pueda recibirse, a más tardar, en enero de 2020.

El proyecto fue discutido en la Sala de la Corporación tras constatarse el rechazo de la idea de legislar en la Comisión de Trabajo. Hoy, tras ser aprobada la propuesta y retirada la urgencia por parte del Ejecutivo, volverá a consideración de las comisiones de Trabajo y de Hacienda para la discusión en particular.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0