Politica

Diputados chilenos piden al ejecutivo dialogar con trabajadores portuarios

El presidente Sebastián Piñera. Foto: Efe.

La resolución plantea la medida como una forma de contribuir a la modernización del sector, considerando medidas tanto para el desarrollo de los puertos propiamente tal, como para las ciudades que los acogen.

Por 127 votos a favor y 2 abstenciones, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó la resolución 408, que requiere al Presidente de la República que considere crear una mesa de trabajo entre el Estado, los gremios, trabajadores y representantes de los empresarios del sector portuario, a fin de contribuir a su modernización.

La idea fue formulada a la Corporación por las/os independiente Gael Yeomans; DC Raúl Soto; RN Frank Sauerbaum; FRVS Alejandra Sepúlveda; PC Boris Barrera; y PS Gastón Saavedra.

En el documento se resalta la necesidad de que nuestra institucionalidad avance hacia menores niveles de burocratización, sistematizando y concentrando las facultades normativas y resolutivas sobre los puertos, en un único órgano destinado exclusivamente hacia los puertos, como puede ser una Subsecretaria o un propio Ministerio.

Se estima pertinente que un nuevo modelo de desarrollo portuario considere la utilización de tecnología nueva, nuevas formas de operación y conocimientos humanos; expansión hacia el Hinterland (área de influencia detrás del puerto) y mayor coordinación logística; y disminución de mano de obra poco calificada y aumento de la muy calificada, por el uso intensivo de nuevas tecnologías que suplen la fuerza humana.

Asimismo, se estima pertinente una mayor disminución de mano de obra al interior del puerto; la generación de una "carrera portuaria", basándose en el conocimiento técnico y la experiencia en la ascendencia de funciones, ello con el fin de aumentar la productividad, pero aumentando la seguridad y disminuyendo las posibilidades de accidentes.

También se espera la generación de una nueva gobernanza portuaria, centralizada en lo estratégico y localizada en lo operativo; y nuevas normativas, que tomen en cuenta la mitigación de las externalidades negativas y efectos sociales que acarrea la nueva industria portuaria, así como su efecto en la comunidad inserta y en el retiro de trabajadores cuyos puestos queden obsoletos por la modernidad o por su seguridad.

Para esto último se postula la creación de un modelo de retiro con fondo tripartito (aporte de las empresas, del Estado y de los trabajadores) que permita superar el retiro de los trabajadores afectados (edad o por uso de nuevas tecnologías).

Finalmente, se llama a que parte de los tributos que se generan en los puertos, vayan a un fondo en beneficio de la ciudad donde estos se encuentran emplazados. Por ejemplo, el modelo colombiano considera un 20% para la inversión social en la comunidad, vía municipio, y el 80% para un fondo de inversión logística.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0