Sociedad

¿Quieres ahorrar agua?: cambia los hábitos en el baño

Foto: Archivo

En tiempos en los que ahorrar recursos hídricos es una problemática global, aun son muchos los chilenos que en la ducha matutina gastan más de 120 litros de agua. Sí, 3.600 litros al mes. Si a eso le sumamos el aseo del hogar, la cocina y lo que se consume para beber o regar, la cifra aumenta significativamente a más de 200 litros por persona al día (incluso 600 litros en el sector Oriente de la capital), según la Superintendencia de Servicios Sanitarios (Siss).

Así lo confirmó Iván Fernández, capacitador de Fanaloza. "Las personas aún tienen el hábito de tener las griferías activas al lavarse los dientes o afeitarse, aprietan los dos botones del sanitario al mismo tiempo cuando no es necesario, o tienen una mantención deficiente de la ducha".

En efecto, el mayor gasto se da en fugas y goteras por falta de mantención de los artefactos. El técnico explica que, por ejemplo, "el flapper, que es el que permite la salida del agua desde el estanque hacia la taza, debe ser cambiado por lo menos 1 vez al año o cuando nos percatamos de que el agua corre hacia la taza sin cortar". Asimismo, aconseja "reemplazar cada tres años las válvulas de descarga y de admisión, al igual que cualquier otro componente del fitting, para asegurar un correcto funcionamiento y, por ende, un derroche innecesario". Este tipo de fallas puede llegar a provocar hasta 200 mil litros extras que se desperdician en un año.

Fernández agrega que al estanque no se le debe hacer ningún tipo de mantención, pero sí recomienda "revisarlo cada seis meses para asegurarse de que no acumule suciedad, y limpiarlo con una esponja (amarilla) con un poco de jabón neutro. Ningún tipo de producto abrasivo, porque eso daña las piezas del fitting.

Si bien el primer paso es tomar conciencia del problema y saber cuánta agua gastamos todos los días, es relevante también poner ojo en algunos productos que el mercado ofrece para contribuir en esta tarea que es de todos. "Griferías con restrictores de agua, temporizador y aireadores de buena calidad; sanitarios certificados que aseguren un correcto uso del agua y descarga, y fijarse en lo que declaran en su información", señalan desde la empresa Fanaloza.

¡No cuesta tanto!

- Cronometra tu ducha. Utiliza un reloj de arena y concédete cuatro minutos para bañarte.

- Lava la fruta y verdura, usando una fuente.

- Cepíllate los dientes con la llave cerrada

- No utilices el WC como papelera

- Pon en marcha la lavadora con carga completa

- Ocupa detergente biodegradable para reutilizar el agua

-Utiliza el lavavajillas sólo cuando esté completamente lleno y utilizando un programa economizador del agua.

- Si dejas abierta la llave esperando que salga el agua caliente, aprovecha esa agua.

Los números

- Lavarse los dientes con el agua corriendo: hasta 20 litros

- Vaciar el estanque del WC: entre siete y 10 litros

- Ducharse: entre 80 y 120 litros

- Baño de tina: 200 litros

- Lavar los platos a mano: entre 15 y 30 litros

¿Sistema dual?

Si tienes un sistema dual flash, tienes la opción de utilizar el sistema doble descarga, que usa entre tres y seis litros de agua cada vez, según el tipo de desecho. Si no, opta por incluir una botella de arena o agua dentro del tanque, para reducir su capacidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.