Sociedad

Especialistas coinciden en necesidad de fijar un solo horario durante todo el año

Este sábado se cambia la hora en Chile.

En medio de la discusión frente a un proyecto de ley que busca terminar con las modificaciones horarias, médicos expertos coinciden en que lo más saludable es no realizar alteraciones en el reloj.

Esta semana se dará inicio al horario de verano, por lo que los relojes se adelantarán en 60 minutos.

Es así como el próximo sábado 7 de septiembre, cuando la hora pase de las 23:59 a las 00:00 del domingo, se deberá cambiar a la 01:00, lo que será aplicado en todo Chile continental, con excepción de la Región de Magallanes y la Antártica (zonas que tienen horario único). En cuanto al territorio insular (Rapa Nui e Isla Salas Gómez) el cambio se realizará a las 22:00 horas del mismo sábado, adelantando igualmente una hora.

La nueva modificación al huso horario ocurre en medio de la discusión en torno a un proyecto de ley que busca fijar un solo horario durante todo el año, para instaurar como hora oficial del país -exceptuando la Isla de Pascua y la isla Salas y Gómez- la zona horaria UTC-5 (Tiempo Universal Coordinado), la misma de Lima, Perú.

Los argumentos de la iniciativa parlamentaria apuntan a que, contar con un huso horario desfasado de lo que geográficamente nos corresponde trae consigo consecuencias negativas sobre fisiología, y, por ende, en la salud, así como también en términos de rendimiento y seguridad, entre otros, lo que finalmente afecta la calidad de vida de la población. ¿Pero qué dicen los especialistas frente al tema?

"Lo ideal sería mantener un horario fijo y, dadas las características geográficas de cada zona, iniciar las actividades 1 hora más temprano en la zona norte, donde sale el sol antes, y en la zona sur iniciar las actividades 1 hora más tarde. En el centro del país -4 GMT, dado que nuestra idiosincrasia privilegia las actividades diurnas de inicio entre 8 y 9 de la mañana. Si el sol sale a las 5:30 am (-5 GMT) perderíamos 1 hora de luz en la tarde, que no sería ocupada en las actividades de la mañana para la mayoría de la población. Lo ideal para la salud, en temas de horarios, es privilegiar la mayoría de las actividades dentro de las horas de mayor luz solar", asegura la Dra. Evelyn Benavides, neuróloga de Clínica Vespucio, especialista en trastornos de sueño.

Cambio de horario y rendimiento escolar

El Dr. Enzo Rivera, neurólogo de Clínica Ciudad del Mar, sostiene que "los cambios de hora son negativos, ya que en el caso de los niños el sueño perdido afecta el rendimiento escolar". Agrega que "es durante el sueño, y específicamente en las últimas horas de este, que se producen los mecanismos de consolidación de memoria y aprendizaje. Además, el cansancio y somnolencia tienen un impacto en la atención y concentración en clases".

El especialista afirma que "el ser humano funciona mejor con un solo horario para levantarse e ir a dormir. Nuestra fisiología está hecha para eso, no para adelantar ni atrasar nuestras horas de descanso".

Coincide la Dra. Perla David, neuróloga de Clínica Dávila, quien manifiesta que "el horario único puede ser una ventaja, ya que no exige ajustes de horarios en diversas estaciones".

La Dra. Ana María Bravo, pediatra de HELP, argumenta que "los cambios de horario afectan y en forma importante. Chile es un país que tiene muchos problemas de salud mental y dentro de eso, las modificaciones de luminosidad son un componente significativo".

La especialista precisa que "lo ideal sería partir siempre el día con luz". Coincide la Dra. David, quien asegura que para los niños "levantarse temprano ayuda, energiza y activa. Todo lo contrario, a cuando las personas se levantan más tarde".

Hay muchos estudios científicos que señalan el peligro de trabajar con sueño, advierte el neurólogo de Clínica Ciudad del Mar. "Esto es especialmente relevante en profesiones donde existe riesgo para terceros, como es la conducción de maquinaria pesada y transporte público, tareas de precisión como la de los mismos médicos y personal de la salud. Esto se refleja en fallas de coordinación, memoria y aprendizaje en el trabajo, errores en la toma de decisiones, accidentabilidad laboral y cambios de humor que afectan la convivencia", asegura.

¿Cómo prepararse para el cambio?

Para recibir el nuevo horario sin problemas, se recomienda "adelantar 10 a 15 minutos la hora de dormir durante la semana antes del cambio, para así disminuir lo negativo del impacto, por ejemplo: trastornos del sueño, somnolencia en casa o trabajo, bajo niveles de atención, irritabilidad, estrés, entre otros", sostiene Karina Navarro, psicóloga de Vidaintegra.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.