Sociedad

Gremio del vidrio llama a evaluar seguridad de viviendas y locales comerciales

En Chile sólo existe una norma de vidrios de seguridad.

Existen distintos tipos de vidrio, los cuales se diferencian básicamente en la forma en la forma en que se quiebran y en la resistencia que tienen. Es por esto que Achival, Asociación Gremial Chilena del Vidrio, Aluminio y PVC, recomienda los vidrios de seguridad.

Con esto aseguran que se evitará que los cristales salgan disparados en trozos que podrían dañar a las personas como verdaderas guillotinas. Adicionalmente, la utilización de vidrios de seguridad, ya sean laminados o templados, dificulta y hasta puede impedir el ingreso por quiebre de vitrinas, mamparas o ventanales, protegiendo viviendas y fachadas de grandes y pequeños negocios.

"Existen distintos grados de protección, desde vidrios templados que resisten 5 veces más que un vidrio común, hasta vidrios laminados, que son dos vidrios unidos entre si mediante calor y presión por membranas de polivinil butiral. Estos últimos pueden quebrarse pero resulta muy difícil traspasar las membranas en su interior, para mayores niveles de protección se pueden incluir varias de estas láminas y así prácticamente eliminar la posibilidad de ingreso", asegura Gonzalo Acevedo, director de Achival y gerente comercial de Vidrios Lirquen.

La gente se está empezando a preocupar mucho más de que tipo de vidrio debe tener la estructura construida. "El llamado es a informarse y evaluar los riesgos que existen en cada caso, desde una casa hasta un local comercial. Una de las formas más fáciles es usar una moneda y golpear suavemente el vidrio. Si el sonido es cristalino, se trata de cristal crudo y según su ubicación, se debe evaluar el cambio a vidrios de seguridad. En cambio, si el ruido que emite es más grave y despacio, se trata de un vidrio laminado", dice.

Sin embargo, en Chile sólo existe una norma de vidrios de seguridad, la cual solo recomienda su utilización pero no existe legislación que obligue a utilizar cristales especiales (templados o laminados) que se comporten de una manera diferente cuando se rompan, ya sea quedando los pedazos fijos en el marco por una lámina interna o desgranándose en partículas inofensivas. Por eso, Acevedo hace hincapié en la normativa chilena vigente NCh 135, que regula el uso de vidrio en arquitectura, donde existen las llamadas "zonas de riesgo", las cuales deberían usar siempre vidrio de seguridad para evitar accidentes, que también puede ser una protección anti robo en caso de construcciones que tienen mayor vulnerabilidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.