Sociedad

Diez consejos para el buen dormir en tiempos de crisis

El último mes no ha sido fácil de llevar para los chilenos.

La neuróloga del Centro del Sueño de Clínica Santa María, Catalina Torres, entrega algunas recomendaciones para poder conciliar el sueño cuando el entorno parece desestabilizarse.

"En momentos de incertidumbre y crisis es habitual que el ser humano active su sistema de alarma interno y entre en un estado de hiperalerta y ansiedad que lo predispone a tener diversos trastornos de sueño. Entre éstos el insomnio de conciliación o mantención es el que emerge con más frecuencia", señala la especialista.

Para prevenir y evitar que se perpetúe es clave ser particularmente cuidadoso en este tiempo con medidas generales como las que siguen:

Evite ver noticias e imágenes de alto impacto las horas inmediatas a dormir

Mantenga una rutina en su horario de despertar y en su alimentación

Evite estar sedentario

Busque durante el día dirigidamente un espacio breve de calma donde conecte con su respiración y haga una pausa

Evite consumir estimulantes como bebidas cola, café, mate o tabaco en la tarde

Si no se logra dormir no se obligue y tenga convenido no tomar su teléfono evitando las pantallas lumínicas

Minimice las siestas prolongadas

De ser necesario gestione un ritual rutinario de medidas relajantes previas a dormir

Si detecta síntomas de ansiedad intente no sobrexponerse a situaciones e información que la exacerben

No se automedique y de ser necesario consulte a un médico.

"En la situación actual de nuestro país independiente de nuestra visión personal es normal como seres humanos tener síntomas de ansiedad que afecten directamente el buen dormir. Recuerde que dedicarle cuidado a su calidad y cantidad de sueño beneficiará directamente su bienestar diurno y salud", concluye Torres.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.