Sociedad

Especialistas entregan recomendaciones ante ola de calor que podría superar los 38 °C

La hidratación es clave para el organismo, más en jornadas calurosas.

Especialistas de clínicas Santa María, Dávila, Vespucio, centros de salud Vidaintegra y Rescate Help entregan recomendaciones para hacer frente a la ola de calor y evitar complicaciones de salud.

Vuelven las altas temperaturas a la zona centro sur del país, con temperaturas que podrían superar los 38 ° C en algunas ciudades. En este escenario especialistas entregan consejos para evitar daños a la salud.

Mantenerse hidratado

Con altas temperaturas aumenta el peligro de la deshidratación que, incluso en casos más graves, puede poner en peligro la vida.

El Dr. Alfredo Labarca, urgenciólogo y jefe de Operaciones de HELP, explica que "de la gran cantidad de complicaciones que pueden sufrir las personas, está el shock por volumen sanguíneo bajo (shock hipovolémico). Se trata de una de las complicaciones más graves de la deshidratación y puede poner en peligro la vida. Es así como el volumen sanguíneo bajo provoca una disminución de la presión arterial y la cantidad de oxígeno en el organismo".

¿Qué síntomas se asocian a la deshidratación? El especialista asegura que, en los casos leves o moderados, lo principal es la sed junto a la sequedad en la boca, poca orina (color amarillo oscuro), piel seca y fría, dolor de cabeza y calambres musculares.

En casos muy extremos de deshidratación, el Dr. Labarca sostiene que, a los síntomas anteriores, se agrega la irritabilidad o confusión, mareos, taquicardia, respiración rápida, ojos hundidos, shock y pérdida de conciencia o delirio.

Entre las recomendaciones para prevenir la deshidratación, el especialista asegura que lo principal es beber mucho líquido, idealmente de dos a tres litros diarios, sobre todo si se está realizando actividad física o está expuesto por mucho tiempo al sol. Además, recomienda consumir alimentos ricos en agua, como frutas y vegetales.

El Dr. Labarca agrega que la población más vulnerable son los niños y ancianos.

Dormir bien

Para poder dormir bien con altas temperaturas, lo que recomienda la neuróloga del Centro del Sueño de Clínica Santa María, Dra. Catalina Torres, es que lo ideal es mantener la temperatura del dormitorio entre 16°C y 20°C.

Si es que no se tiene aire acondicionado, lo aconsejable es tener un ventilador que permita generar corriente de aire fresco, manteniendo algunas puertas y ventanas abiertas.

Además, "lo ideal es comer liviano de noche, evitar el consumo de alcohol y realizar actividad física unas 2-3 horas antes de dormir", sostiene la Dra. Evelyn Benavides, neuróloga de Clínica Vespucio, especialista en Medicina del Sueño.

"También hay que evitar la exposición a pantallas de celular, TV o computador en la noche", agrega la Dra. Benavides.

Evitar el resfrío

El Dr. César Maquilón, broncopulmonar de Clínica Dávila, entrega las siguientes recomendaciones para pacientes portadores de enfermedades broncopulmonares crónicas y personas de la tercera edad:

1. Evitar los cambios súbitos de temperatura. Por ejemplo, de lugares cerrados, como el metro, a espacios con aire acondicionado.

2. El tipo de vestuario no debe ser excesivamente descubierto. Utilizar telas frescas, de algodón, que no generen sudoración y que cubran el tórax, el pecho y el cuello.

3. Abrigarse en las mañanas, ya que estas son frías, a pesar del calor del día. Vestirse por capas.

4. Protegerse del sol. Usar sombrero y evitar exposición excesiva entre las 12:00 y las 16:00 horas, cuando las temperaturas son más elevadas y los rayos caen perpendicularmente.

5. Hidratarse en forma adecuada, o sea, saciar la sed, o tomar agua cada una o dos horas.

Cuidar la piel

Se recomienda que durante todo el año se cuide la piel con protección solar, sin embargo, durante estos días de altas temperaturas se debe prestar mayor atención.

De acuerdo al Dr. Andrés Lehmann, dermatólogo de Vidaintegra, "el sol produce envejecimiento de la piel, mayor aun que el provocado por el paso de los años. Daña la piel disminuyendo su elasticidad y provoca la presencia de arrugas".

Algunas recomendaciones son:

Evitar asolearse en las horas de mayor radiación solar (11:00 a 16:00 horas).

Proteger brazos, cabeza, ojos y pies.

Usar filtros solares sobre los 30 FPS, 30 minutos antes de la exposición al sol.

No exponer al sol a menores de seis meses.

Aplicar protector solar cada 4 horas y si la exposición al sol es constante, cada 2 horas.

El especialista de Vidaintegra, Dr. Lehmann, agrega que las consecuencias de un mal cuidado aumentan las probabilidades de contraer tres tipos de cáncer a la piel:

Carcinoma Basocelular (el más frecuente).

Carcinoma espinocelular.

Melanoma (de mal pronóstico al ser diagnosticado tardíamente).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin