Sociedad

Parejas postmodernas: Cómo lograr mantener una relación abierta y sana

El poliamor o las relaciones abiertas quizás puedan ser frágiles en la definición de límites.

Las relaciones abiertas, cada vez más vistas en la actualidad, son un tipo de relación para todas aquellas personas que no logran sentirse cómodas o felices con una pareja exclusiva.

Si bien hoy existen múltiples formas de emparejarse, los cuidados para mantener una relación, y al mismo tiempo cuidar de uno mismo, no son tan distintos de las relaciones monógamas. Es por ello que, para adentrarse en este ámbito, hay que conocer lo que significa y lo que esto conlleva.

Poliamor o relación Abierta

De acuerdo al psicólogo de Vidaintegra, Fernando Marchant, "el concepto de poliamor es usado para dar a entender, desde lo teórico, que una persona puede relacionarse amorosamente, desde lo erótico-afectivo, con varias personas al mismo tiempo, con el conocimiento y consentimiento de todas las partes involucradas. Otras relaciones abiertas pueden diferenciarse de esta porque, en su estilo relacional, por lo general, sólo buscan centrarse en el ámbito físico y sexual, sin mayor compromiso".

Consejos para una relación abierta

Ser honesto: Según el psicólogo de Clínica Santa María, Juan Pablo Westphal, es bueno desde un inicio ser honesto con las expectativas y anhelos con el otro, de modo de saber si se está en sintonía o no con el modelo de vida que se quiere llevar.

Establecer límites: "El poliamor o las relaciones abiertas quizás puedan ser frágiles en la definición de límites o en el grado de intimidad que se quiera tener. Por ello, es recomendable, antes de entrar en ese esquema, ser claro en lo que se espera como relación y en conocer las posturas de cada uno", agrega Westphal.

Tener responsabilidad afectiva: "La pareja debe hacerse cargo de las consecuencias que se van vivenciando en la relación, para que no haya daño emocional-afectivo en los involucrados. Esto habla bien de la madurez afectiva alcanzada en la pareja", explica Fernando Marchant de Vidaintegra.

Ser respetuoso: "Si se falta el respeto, no es amor. Si existen celos enfermizos, engaños y mentiras, si hay control hacia la pareja, manipulación, chantaje emocional, victimización y normalización de la violencia, es indicio de que se perdió el respeto y, por ende, el amor", sostiene el psicólogo de Vidaintegra.

Saber escuchar: "Escuche siempre los buenos consejos de la sabiduría, que pueden estar en sus padres o en sus buenos amigos. Los fundamentos valóricos, como la verdad, el perdón, la justicia, el amor y la paciencia son clave para una buena relación", señala Marchant.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin