Sociedad

Microalgas entregan respuestas del cambio climático en la Antártica

Foto: gentileza Centro Ideal

En la Antártica, los trozos de hielo que caen desde los glaciares y se depositan en el océano Austral tienen diferentes impactos según los componentes asociados a los témpanos, que influyen directamente en el ambiente marino.

Un estudio encabezado por los investigadores del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (Ideal) de la Universidad Austral de Chile (UACh), doctores Juan Höfer, Mireia Mestre y Mark Hopwood, se centró en analizar la respuesta de las microalgas al estímulo de nutrientes específicos, tales como nitrato, hierro y manganeso, entre otros.

En escenarios futuros de cambio climático se predice que habrá un incremento en el aporte de hierro en el océano Austral, lo que podría influir directamente en el crecimiento de las microalgas y la interacción de éstas con el zooplancton.

Los nutrientes habitualmente son más abundantes en las aguas más profundas. Con el calentamiento global, el alza de temperatura del aire afecta las masas de hielo provocando derretimiento. Esto genera una nueva forma que ingresen nutrientes al océano.

"Hoy en día aún existe debate sobre si, ante el aumento de las temperaturas, existirá un aumento del fitoplancton. Sin embargo, todo apunta a que ante la falta de oxígeno (hipoxia) existirá una menor cantidad de nutrientes que entren de nuevo a los ecosistemas marinos", asegura Hopwood, que además es investigador del Helmholtz Centre for Ocean Research Kiel.

"Lo que ocurra dependerá finalmente de los cambios de salinidad en el océano Austral. Por ejemplo, si llegase a desaparecer el hielo marino, el fitoplancton presente en la columna de agua se iría hacia el fondo, lo que podría limitar el crecimiento de las microalgas en zonas más alejadas de la costa", explica Höfer, que también es académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV).

Para cumplir con los objetivos científicos, el equipo de investigadores realizó diversos experimentos de incubación. Estos consistieron en la exposición de las microalgas a diferentes concentraciones de nutrientes para visualizar su comportamiento, en periodos de 48 a 96 horas.

Los primeros resultados indican que en la actualidad el crecimiento de las microalgas en las aguas costeras antárticas no se encuentra limitado por el hierro, y por lo tanto, mayores aportes de hierro proveniente de los glaciares no aumentarán el crecimiento del fitoplancton costero antártico en el futuro.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin