Sociedad

Chilenos son los qué más cancelan atenciones médicas en Latinoamérica

8 de 10 chilenos cancelaron o retrasaron sus atenciones desde marzo a octubre.

Producto de la pandemia, un 70% de los latinoamericanos dice que ellos o alguien de su familia ha retrasado o cancelado sus servicios de atención médica debido al COVID-19.

A nivel regional, Chile lideró esta tendencia, registrando una preocupante cifra: 82% de las personas encuestadas reconocen que postergaron su salud en pandemia, es decir, 8 de 10 chilenos cancelaron o retrasaron sus atenciones desde marzo a octubre.

Así lo reflejó una reciente encuesta realizada por Ipsos Argentina, por encargo de Johnson & Johnson Medical Devices LATAM, que registró datos de 2.200 hombres y mujeres, mayores de 18 años y de diferentes estratos sociales, de países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México1.

Según la medición, la mayoría de los chilenos declaró que su salud se mantuvo igual (51%), mientras que un alarmante 38% reportó que empeoró en este contexto sanitario. En este sentido, la principal preocupación que enfrentan los chilenos a la hora de retomar sus atenciones es exponerse al COVID-19 durante la cirugía o procedimiento médico (66%), o bien durante el postoperatorio (53%).

Del total de encuestados en nuestro país, la mayoría reconoce haber cancelado o retrasado atenciones dentales u oftalmológicas; pero para los expertos resulta preocupante que un 34% haya pospuesto cirugías electivas u otros procedimientos no urgentes; un 17%, chequeos cardíacos o cualquier afección sintomática del corazón y un 8%, cirugías ortopédicas.

Al ser consultados por las condiciones que los harían sentir más confiados a la hora de reagendar algún procedimiento postergado, la mayoría de los chilenos encuestados (55%) declaró que sentirían seguridad, si el hospital o centro de salud tiene un área libre de COVID-19. Mientras que un 45% señaló que se sentiría seguro cuándo exista una vacuna contra el coronavirus.

Estas pausas en las cirugías electivas han generado preocupación por la salud de la población. "Apoyar a los pacientes y profesionales de la salud durante este difícil tiempo es nuestra máxima prioridad, ya que los retrasos en la atención médica necesaria podrían afectar negativamente la salud a largo plazo", dijo Tulio Oliveira, vicepresidente de Johnson & Johnson Medical Devices para el Cluster Sur.

"Mi Salud No Puede Esperar"

Si bien un importante número de personas dejó de asistir a hospitales y clínicas de manera presencial, en Chile, un 41% reportó haber utilizado la Telemedicina como una alternativa para resolver sus atenciones médicas. Sin embargo, al momento de decidir la programación o agendamiento de un procedimiento quirúrgico, más de la mitad (52%) de los chilenos encuestados dicen que es más probable que lo hagan si se mantienen en contacto con su médico o centro de salud.

La encuesta también reveló las principales informaciones que brindarían a los pacientes mayor seguridad al momento de reanudar un procedimiento o cirugía: información sobre los protocolos específicos que el centro de salud haya adoptado para COVID-19 (70%), información sobre los cambios estructurales en el centro de salud (58%); e información sobre los riesgos relacionados con el COVID-19 en su procedimiento específico (52%)1.

Es por esto que, 'Mi Salud No Puede Esperar' se presenta como una plataforma de educación para pacientes y profesionales de la salud y un centro de recursos integral, destinado a inspirar a las personas a priorizar su salud.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin