Sociedad

Ocho estadísticas sobre el divorcio que le sorprenderán

Archivo.

Es cierto que la tasa de divorcios de Latinoamérica está aumentando en casi todos los países, sin embargo, este aumento es más exagerado, por ejemplo, en el continente europeo.

Según Business Insider, las tasas de divorcio más altas son las de los países europeos: España (61%), Portugal (68%), la República Checa (66%) y Hungría (67%). Pero Bélgica se lleva la palma con una tasa del 70%.

En cuanto a Latinoamérica, el país con menos divorcios (de todo el mundo) es Chile (3%), mientras que en Ecuador el porcentaje de divorcios llega al 20%, en Guatemala al 5%, en México al 15%, en Panamá al 27%, en Brasil al 21% y en Venezuela al 27%.

Pues bien, ahora queremos enseñarle una serie de curiosas estadísticas sobre el divorcio que encontramos en el portal rinconabstracto:

Si no sonreía en sus fotos de niño, usted tiene cinco veces más de probabilidades de acabar divorciándose. (Hertenstein, Matthew et al. (2009): Smile intensity in photographs predicts divorce later in life).

Si usted se casó antes de los 18 años, su matrimonio tiene un 48% de posibilidades de acabar en divorcio. (Matthew Bramlett and Mosher, William (2000): First marriage dissolution, divorce, and remarriage: United States, Department of Health and Human Services/National Center for Health Statistics).

Si uno de los cónyuges desea tener un hijo más que su pareja, las posibilidades de divorcio aumentan al doble. (Rebecca Kippen et al. (2009): What?s love got to do with it? Homogamy and dyadic approaches to understanding marital instability).

Si tiene dos hijos, tendrá un 36,9% de posibilidades de divorcio, si son dos hijas, las posibilidades aumentan hasta un 43,1%. (Kristin Mammen (2008): The effects of children?s gender on divorce and child support).

Si los niveles de testosterona basal del marido son más altos de lo normal, el matrimonio tiene un 43% de posibilidades de acabar en separación. (Mazur, Allan. Lanham, MD: Biosociology of Dominance and Deference. Rowman & Littlefield, 2005).

Si convivió con una pareja y finalmente se casó con otro, las posibilidades de divorcio aumentan hasta el doble que si no fue así. (Anna M. Cunningham (2007): Premarital cohabitation and marital disruption across time).

Si su hijo murió tras la vigésima semana de gestación, en el parto o poco después, las opciones de divorcio aumentan en un 40%. (Katherine Gold et al. (2010). Marriage and cohabitation outcomes after pregnancy loss).

Si la mujer está diagnosticada con cáncer o esclerosis múltiple, el matrimonio tiene seis veces más posibilidades de acabar en separación que cuando el enfermo es él. (MJ Glantz et al. (2009). Gender disparity in the rate of partner abandonment in patients with serious medical illness).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Soltero pero no entero
A Favor
En Contra

Moraleja: no te cases y serás más feliz. Sobre todo si eres hombre.

Puntuación -5
#1