Sociedad

Bachelet entrega Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda al brasileño Augusto de Campos

El ministro de Cultura, Ernesto Ottone, la Presidenta Bachelet y el poeta Augusto de Campos.

En el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, se realizó la entrega del Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2015, que consiste en 60.000 dólares, además de la edición de una antología poética del autor.

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, en compañía del ministro de Cultura, Ernesto Ottone, otorgó el galardón al poeta brasileño Augusto de Campos, quien fue escogido por un jurado internacional integrado por Silvia Guerra, Juan Manuel Roca, Carmen Berenguer, Óscar Hahn y Reina María Rodríguez.

Este reconocimiento fue creado en el año 2004 como homenaje al centenario del poeta, por acuerdo entre el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y la Fundación Pablo Neruda, con el objetivo de reconocer a un autor o autora con una destacada trayectoria en el mundo de la poesía iberoamericana, y cuya obra sea considerada un aporte notable al diálogo cultural y artístico de hispanoamérica.

Al comienzo de su intervención, la Mandataria enfatizó que "a pesar de su enorme presencia artística en el mundo, a pesar de la belleza abrumadora y la popularidad de su música, a pesar de tantas buenas razones, la cultura de Brasil sigue siendo un poco ajena para nosotros los chilenos, y esa extrañeza nos empobrece".

En esta línea, destacó la importancia de "promover y facilitar ese diálogo es imprescindible para encontrarnos, descubrirnos y para sorprendernos con la riqueza enorme de ese vecino nuestro tan querido, tan admirado, pero también como dije, menos conocido".

La Presidenta Bachelet manifestó que "es especialmente feliz que hoy Augusto de Campos, pionero de la poesía concreta en nuestra América, reciba este premio que lleva el nombre de Pablo Neruda. Porque su presencia aquí, y la publicación de una antología de su poesía en nuestro país, tal como estipulan las bases del premio, nos ayuda a cerrar esas brechas que absurdamente tenemos todavía".

Augusto de Campos, de 84 años, es un poeta, ensayista, traductor, abogado y crítico literario y musical brasileño, considerado como uno de los fundadores del movimiento internacional denominado Poesía Concreta o Concretismo, junto con su hermano Haroldo y el también poeta paulista Décio Pignatari. A comienzos de la década de los cincuenta, se dio a conocer por medio del poemario "O Rei menos o reino" (El rey menos el reino, 1951). Entre sus obras destacan "Antología Noigandres" (1963); "Linguaviagem" (1967); "Equivocábulos" (1970); "Colidouescapo" (1971); "Poemóbiles" (1968 -1974) (1974); "Caixa Preta" (1975); "Expoemas" (1980- 1985) (1985); "Não" (1990); "Despoesía" (1979-1993); "Poesía é Risco" (CD-libro, antología poético- musical que abarca desde "O Rei Menos o Reino" a "Despoemas", en colaboración con Cid Campos).

Además, ha escrito ensayos como "Re/visão de Sousândre" (1964), escrito en colaboración con su hermano Haroldo de Campos; "Teoría da poesía concreta" (1965), en colaboración con Haroldo y con Décio Pignatari; "Balanço da bossa e outras bossas" (1974); "Re/visão de Kilkerry"(1971); "Revistas re/vistas: Os antropófagos" (1975); "Poesía, antipoesía, antropofagia" (1978); y "Música de invenção" (1998), entre otros.

La Jefa de Estado destacó que "esa labor suya, esos más de 60 años de búsqueda incesante, nos hablan de un creador inquieto y abierto a lo nuevo, cuyo oído musical toma la tradición para reinventarla y, reinventándola, señala nuevos rumbos a las jóvenes generaciones"

En estos doce años, el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda ha recaído en el mexicano José Emilio Pacheco (2004); el argentino Juan Gelman (2005); los peruanos Carlos Germán Belli (2006) y Antonio Cisneros (2010); los cubanos Fina García-Marruz (2007) y Reina María Rodríguez (2014); el nicaragüense Ernesto Cardenal (2009); y los chilenos Carmen Berenguer (2008); Oscar Hahn (2011) y Nicanor Parra (2012).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin