Sociedad

Como influye el cigarro en el desarrollo de enfermedades broncopulmonares

La Organización Mundial de la Salud cada 31 de mayo celebra el Día Mundial del Tabaco, con el propósito de concientizar a la población de los riesgos que implica su consumo en la población. El broncopulmonar de Clínica Vespucio, Dr. Javier Cerda se refiere a las enfermedades más habituales causadas por el cigarro, entre ellas, el asma bronquial, bronquitis obstructiva y el Enfisema Pulmonar Obstructivo Crónico (EPOC). Sobre esta última, el especialista explica en qué consiste, síntomas y entrega recomendaciones.

El tabaco es un amenaza constante para salud de las personas, porque su consumo está relacionado con la aparición de enfermedades dañinas y agresivas, tanto para los fumadores, como también para el entorno que los rodea, quienes se transforman en consumidores pasivos. Cualquiera sea el caso, las personas están expuestas a desarrollar patologías respiratorias y cardiovasculares, en adultos; síndrome de muerte súbita en el lactante, y de bajo peso al nacer en el feto.

Una enfermedad muy común causada por el tabaquismo, es el Enfisema Pulmonar Obstructivo Agudo (EPOC), que según la Organización Mundial de la Salud, al 2030 este mal estará posicionado como la tercera causa de muerte en el mundo. El doctor Javier Cerda, broncopulmonar de Clínica Vespucio, explica que el desarrollo de este mal, está asociado principalmente al humo de cigarro; pero también existen otros factores de riesgo como la contaminación del aire, tanto en espacios cerrados como en el exterior y la inhalación de partículas de polvo, infecciones respiratorias y tos recurrente en la infancia, entre otros.

Qué es el EPOC

El especialista de Clínica Vespucio explica que ?es una enfermedad crónica y parcialmente reversible, que va produciendo una dificultad progresiva para eliminar el aire desde los pulmones debido a las alteraciones anatómicas ocasionadas por una inflamación en este órgano?. El EPOC comienza con la destrucción de los sacos aéreos (alvéolos) en los pulmones, alterando la delicada membrana de intercambio entre el oxígeno del aire y el dióxido de carbono en la sangre.

Señales de alerta

Puede pasar mucho tiempo sin que la persona tenga síntomas, por lo que en muchas ocasiones el diagnóstico es tardío. El doctor Cerda asegura que generalmente, el paciente suele presentar tos, flemas y cansancio al hacer actividad física, síntomas que, en algunos casos, se atribuyen a otras enfermedades como bronquitis u otros problemas de salud.

Si bien el EPOC se puede prevenir y tratar, pero si la enfermedad no se aborda a tiempo, la persona verá afectada su capacidad física. El broncopulmonar de Clínica Vespucio, sostiene que "esta patología puede impactar enormemente la calidad de vida de quien padece este mal, ya que en muchos casos, los pacientes presentan dificultades para realizar actividades básicas, como vestirse o comer".

Cómo detectarlo

El diagnostico se realiza según los signos y síntomas, antecedentes médicos y familiares, y con los resultados del examen que mide la capacidad respiratoria, denominado espirometría.

El profesional de Clínica Vespucio, explica que ?esta prueba puede detectar el EPOC mucho antes de que se presenten síntomas. Asimismo, es posible conocer en qué etapa de la enfermedad se encuentra el paciente?.

Recomendaciones

El doctor Javier Cerda entrega varios consejos que pueden ayudar a reducir el progreso de la enfermedad:

El principal mecanismo de prevención es dejar de fumar. Si tiene dificultad para abandonar este mal hábito, busque ayuda psicológica o alguna terapia que ayude a reemplazar la nicotina.

Tome todos los medicamentos que le prescribe el médico.

Evite todos los irritantes respiratorios (humo de tabaco, contaminación del aire, determinados gases).

Evite los cambios de temperatura, que pueden derivar en un resfrío.

Realice ejercicios físicos y lleve una dieta sana.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin