Videojuegos

Jugar a videojuegos una hora al día es beneficioso para los niños, según la Universidad de Oxford

  • Aportan una amplia gama de desafíos cognitivos, defiende el estudio

Jugar a videojuegos al menos una hora al día puede ser beneficioso en el desarrollo de los niños de entre 10 y 15 años, según ha desvelado un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oxford.

Una hora de juego al día, ya sea en consolas o en el ordenador, puede ser beneficioso para el desarrollo social y emocional de los menores, como ha comprobado el equipo de investigadores de Oxford. Para llegar a estas conclusiones, han examinado a 5.000 niños, divididos en dos grupos, uno que jugaba asiduamente y otro que no jugaba nunca. Los resultados aportados muestran distintos grados de beneficio, según las horas dedicadas al juego.

"Aquellos que jugaron con videojuegos durante menos de una hora se asociaron a niveles más altos de sociabilidad y podría decirse que estaban más satisfechos con sus vidas. También parecían tener menos problemas de amistad y emocionales, y reportaron menos hiperactividad que otros grupos", ha concluido el estudio recogido por The Telegraph.

Sobre los niños que juegan durante períodos moderados de tiempo, lo que han considerado para el estudio entre una y tres horas al día, "parecen no experimentar ningún efecto, ni positivo ni negativo". No obstante, los efectos nocivos aparecen cuando se dedican más de tres horas al día a jugar con videojuegos.

En relación a los efectos negativos, el estudio sugiere que "estos pueden deberse a que -los niños- se pierden actividades más enriquecedoras y posiblemente se exponen ellos mismo a contenido inapropiado diseñado para adultos". Sin embargo, los investigadores han recordado que los efectos pueden exagerarse y que hay otros factores, como el ambiente familiar o las relaciones en la escuela, que tienen una mayor repercusión en el desarrollo emocional, social y cognitivo de los niños.

Con todo, este grupo de investigadores ha apuntado al hecho de que los videojuegos en sí puedan ser beneficiosos, en tanto que aportan "una amplia gama de desafíos cognitivos, oportunidades para la exploración, la relajación y la socialización con sus iguales".

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin