Telecomunicaciones y tecnologia

Mercado Libre lanza en Chile los pagos con código QR

Más de 300.000 comercios aceptan pagos con QR en Chile.

Mercado Libre y Mercado Pago anuncian su desembarco en el mundo físico, para que los pagos puedan ser más fáciles, rápidos y seguros que nunca. La mayor empresa de eCommerce de la región lanzó en Chile una nueva forma de pago vía códigos QR.

Desde hoy, los consumidores tendrán la posibilidad de pagar desde su App de Mercado Libre y/o Mercado Pago en locales de: Pedro, Juan y Diego, Fuente Nicanor, Café Haití, Tarragona, La Fête y en decenas de marcas adicionales. Se espera que en los meses siguientes el pago con código QR sea también posible en locales de Petrobras, Savory, KFC, Wendy`s, Samsung, CAT, Hush Puppies, Rockford y muchos otros.

En términos simples, cada vendedor tendrá su código QR único, y este será escaneado por los compradores utilizando su celular. Miles de comercios en Chile podrán aceptar pagos electrónicos sin la necesidad de contar con un dispositivo POS (Point of Sale), con acreditacion inmediata y 0% de comisión para operaciones con tarjetas de crédito y dinero en cuenta de Mercado Pago, hasta finales del 2019. Tampoco tiene costo inicial ni de mantenimiento. Así mismo, el consumidor podrá ahorrar tiempo y comprar en su local favorito con apenas 3 movimientos del dedo en su celular, sin siquiera sacar la billetera. Es seguro, rápido y práctico.

De esta forma, Mercado Libre sigue trabajando por generar competencia en los sistemas de pago, de la mano de su unidad de negocios Mercado Pago, mayor Fintech de Latinoamérica: "A través de la App de Mercado Libre y Mercado Pago, vamos a liderar la transformación tecnológica de las finanzas, y lo que se viene ahora es una verdadera revolución de los pagos. Nuestro propósito es transformar los hábitos financieros de millones de chilenos, usando para ello la tecnología", comentó Alan Meyer, Director General de Mercado Libre Chile.

De acuerdo a Matías Spagui, Head de Mercado Pago Chile, esta nueva solución "masifica los pagos de una forma rápida, segura y económica, tanto para compradores como para vendedores. Chile tiene la penetración más alta de Internet de la región, cercana al 80%, gracias a la adopción masiva de teléfonos inteligentes, lo que representa una oportunidad enorme. Estaremos sumando muchos comercios más en el corto plazo, grandes marcas, pymes y emprendedores. Queremos revolucionar el sistema de pagos en Chile".

El evento contó con la participación del Subsecretario de Economía y Empresas de Menor Tamaño, Ignacio Guerrero, quien destacó la iniciativa y sostuvo que esta tecnología "facilitará y simplificará el proceso de compras, contribuyendo al crecimiento de las empresas de nuestro país". El subsecretario fue el encargado de realizar el primer pago oficial con código QR, en el puesto de Chucao Kids, emprendimiento de la red SERCOTEC destacado por impulsar un proyecto innovador y ecológico.

Las Apps de Mercado Libre y Mercado Pago suman así una serie de funcionalidades: adquirir productos o servicios, recargar el celular, enviar dinero entre personas, o pagar en locales físicos sin la necesidad de sacar la billetera, utilizando sólo el celular.

Este sistema de pagos con códigos QR funciona ya en Argentina, Brasil y México, donde se ha logrado masificar los pagos digitales, mejorando la experiencia de pagos y cobros para cualquier persona y/o comercio. Argentina por ejemplo, a un año de su implementación, ya cuenta con 8.2 millones de operaciones y 1 millón de pagadores únicos. Más de 300.000 comercios aceptan pagos con QR en todo el país, tanto en bencineras, restaurantes, supermercados y estacionamientos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.