Telecomunicaciones y tecnologia

Cómo impulsar a los servicios financieros para que avancen en su transformación digital

Foto: Archivo

Microsoft participó en Sibos 2019, uno de los eventos más importantes a nivel mundial para la industria financiera, que se lleva a cabo en la ciudad de Londres. Durante la conferencia, la compañía presentó anuncios destinados a acelerar la transformación digital de la industria.

Cada vez son más los bancos que eligen plataformas en la nube y el uso que le dan va más allá de los servicios de infraestructura, sino que incluyen productividad, datos e inteligencia artificial (IA) y servicios más ágiles de gestión de las relaciones con sus clientes, entre otros. Esto significa que es un momento transformador para la industria en el cual los bancos reconocen que la tecnología puede ayudarlos a cumplir las expectativas de sus clientes y los requerimientos regulatorios.

Bill Borden, vicepresidente corporativo de industria de servicios financieros y negocios comerciales a nivel mundial comentó que "después de trabajar 20 años en la industria financiera, he visto el impacto que la tecnología puede tener y reconozco que nos acercamos a un punto de inflexión. La industria (financiera) está frente a una gran oportunidad de acelerar el uso de la nube e inteligencia artificial como catalizadores para mejorar la competitividad, impulsar el crecimiento, elevar las experiencias de los clientes y mantenerse a la vanguardia de las regulaciones y amenazas a la ciberseguridad. Debido a la hiperconectividad, sabemos que el cumplimiento regulatorio es y debe ser una prioridad, por esta razón en Microsoft trabajamos con reguladores y clientes de servicios financieros para asegurar que nuestros servicios de nube ayudan a los clientes a cumplir con sus estrictos requerimientos regulatorios".

Los bancos saben que la tecnología puede ayudarlos a desarrollar nuevos modelos de negocio e incluso integrar el pasado, el presente y el futuro. Hacia el futuro la clave estará en la capacidad que las organizaciones financieras tengan de:

- Ofrecer experiencias diferenciadas de clientes al acelerar el crecimiento y la lealtad a través de una visión y relación más profundas con ellos.

- Modernizar los pagos y la banca central con agilidad para entregar nuevos productos y servicios.

- Gestionar riesgos a través de la organización con información de valor profunda y cumplimiento de requerimientos regulatorios.

- Impulsar a los empleados a través del trabajo en equipo y acelerar la modernización del lugar de empleo.

- Combatir el crimen financiero al proteger a los bancos y a sus clientes a la vez que disminuyen los costos del cumplimiento de normas.

El equipo de Microsoft participó en consultas organizadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) donde se compartieron perspectivas sobre la subcontratación y se emitió una orientación final que entrará en vigor el 30 de septiembre de 2019. Este compromiso en torno a la nube y su regulación es una de las razones por las que más del 90% de las Instituciones Financieras Globales Sistemáticamente Importantes (GSIFIs, por sus siglas en inglés) dependen de los servicios cloud de Microsoft. La compañía realizó inversiones y se comprometió a asegurar que sus clientes cumplan con sus obligaciones regulatorias.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.