Telecomunicaciones y tecnologia

Plataforma simplifica el trabajo de los profesores chilenos

Foto: Archivo

Las tareas que desarrolla el cuerpo directivo y docente de cualquier establecimiento educacional son varias y de múltiples características. ¿Qué ocurre cuando un colegio conoce la realidad de su alumnado en tiempo real?

En términos de idiosincrasia, Chile se ha caracterizado por tener una deuda con la educación que aún lo imposibilita a la hora de alcanzar estándares de calidad y, por ende, posicionarse beneficiosamente en la región. Sin embargo, el desarrollo de la tecnología hoy puede cambiar este paradigma.

Dentro de esa deuda que mencionamos hay una arista que se destaca: la gestión escolar que día a día realizan los y las docentes junto a directores (as) de los colegios. Esta temática puede ser abordada actualmente desde la perspectiva del BigData o acumulación de datos, todo con el fin de ahorrar tiempo y elevar la productividad de estas fundamentales piezas educativas.

Radar Escolar es una plataforma que usa Analytics a la hora de recopilar información, promoviendo que los y las profesores (as) en conjunto al equipo directivo puedan generar diagnósticos expeditos y claves a la hora de evaluar la salud del establecimiento. Alberto Garrido, co Fundador de esta organización, explica que "Radar Escolar está especialmente diseñado en conjunto con equipos directivos para generar herramientas de manera inteligente y automática", y suma que "tiene herramientas basadas en datos que vienen desde distintas fuentes para potenciar diferentes momentos en que los equipos directivos y profesores toman decisiones que afectan a los alumnos y al funcionamiento del colegio".

Innovación

En palabras simples, con ayuda de los datos ahora los y las educadores (as) pueden conocer en tiempo real qué ocurre en un curso determinado de acuerdo al rendimiento, el ausentismo crónico, las materias que más dificultan y las que no, capacidades individuales, capacidades de estudiantes dentro del Programa de Integración Escolar (PIE) y hasta el riesgo de repitencia de un o una alumno (a) determinado (a). Todo de forma anticipada. Esto genera mayor velocidad en la relación con el grupo directivo y los apoderados, potencia la toma de decisiones e incluso transforma en realidad, por ejemplo, preparar una reunión de apoderados en un minuto.

En esa línea, Garrido agrega que "los profesores y equipos directivos ahorran mucho tiempo. Preparar entrevistas toma un par de minutos, ver qué alumnos requieren nivelación, comunicar a los apoderados y muchas otras tareas se hacen de manera automática y en un par de clicks".

Finalmente, se desprende que las "tareas para la casa" de estos dos cuerpos determinantes en cualquier recinto educacional del país ya son un cuento del pasado. La tecnología está potenciando y fortaleciendo el estado de la educación nacional en el mismo minuto en que alivia el quehacer de los educadores, logrando que los y las estudiantes "tengan una mucho mejor experiencia en sus procesos educativos", resume el especialista.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint