Telecomunicaciones y tecnologia

Demora en las entregas, la cara menos amigable del comercio digital

Foto: Archivo

Luego de las exitosas cifras que dejó el último Cyber Monday que se realizó en Chile entre el 7 y 9 de octubre recién pasado, las que se espera superen los 300 millones de dólares en ventas, ahora comienza a quedar al descubierto la cara menos amigable de este mega evento de consumo: el gran cuello de botella que se produce en el retraso y despacho de los productos.

Los problemas de logística se convierten en el dolor de cabeza más de difícil de resolver para las empresas que participan en este mega evento de consumo, transformando la demora en los envíos y despachos en uno de los reclamos más frecuentes de los clientes que adquirieron productos online a medianas y grandes empresas del retail.

En algunos casos, los productos adquiridos pueden llegar a demorarse más del doble del tiempo en llegar a su destino, y el problema se origina en la gran cantidad de demanda en un corto período de tiempo en estos eventos online. "Vender en tres días lo que se vende en tres meses es una locura y muchos piensan que no hay capacidad para hacerlo, demorándose casi un mes en despachar su oferta con varias postergaciones al día inicialmente pactado. Y Este ese es el principal desafío que tienen hoy en día los comercios electrónicos, fidelizar a los consumidores y cumplir con las entregas a tiempo, ahí está la apuesta más grande en este momento, ya que eso llevará a los clientes a decidir dónde comprar, en el comercio electrónico de una marca o en algún marketplace, como Ripley, Falabella o Linio", comenta Aaron Cassorla, experto en retail y logística de Grupo Formax.

Si bien son pocas las empresas que están preparadas para enfrentar estos desafíos, en Chile ya existe la tecnología para poder hacer frente a esta demanda. Se trata de Omnix, una herramienta enfocada al soporte y gestión de la comercialización del producto, que permite reducir las pérdidas de venta y tener disponible todo el inventario sin importar las diferencias y origen del stock. "La idea es poder superar los principales problemas de logística y responderle al consumidor tal como en Estados Unidos, con entregas casi instantáneas y que permitan al cliente elegir la hora exacta de entrega o retiro del producto", explica Cassorla.

En el mismo sentido, el experto agrega que "gracias a la analítica inteligente se puede disponibilizar cualquier producto en todos los canales de venta coordinando en un solo lugar reposición, despacho y optimización en la cadena logística, permitiendo así estregas casi inmediatas, ya que disponibiliza todo el inventario de la compañía en tiempo real, transformando todas las tiendas en centros de distribución, según la estrategia y necesidad de cada empresa, lo que reduce la venta perdida".

Según el especialista, el enfoque para superar estos problemas logísticos está en poder integrarse con la mayor cantidad de sistemas, ya que una debilidad actual de la mayoría de las organizaciones es mantener diez sistemas diferentes, cada uno con su monitoreo independiente. "Omnix permite la integración entre sistemas debido a que posee una capa de servicios no invasiva y que permite cumplir con el objetivo: disponibilizar inventario en tiempo real y administrar las órdenes. Lo anterior, facilita agendamientos en base a la disponibilidad del cumplimiento, reasignaciones de pedidos, rankea el cumplimiento del servicio, reposiciones, recomendaciones de upselling y cross selling, lo que transforma a todas las tiendas en centros de distribución, ya que también calcula rutas posibles en base a sus capacidades de despacho, lugar y prioriza por costo o tiempo, lo que aporta a tomar las mejores y convenientes resoluciones logísticas de venta y distribución de productos".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0