Telecomunicaciones y tecnologia

Tecnología: un aliado operacional indispensable

Múltiples soluciones tecnológicas aseguran la continuidad de los negocios.

El COVID-19 ha hecho que las personas y empresas tengan que cambiar sus hábitos en todo sentido, donde el teletrabajo se transformó en la alternativa para resguardar a los colaboradores y al mismo tiempo, poder seguir cumpliendo las metas de las compañías.

De hecho, actualmente, más del 80% de los colaboradores de las grandes firmas están realizando sus labores hace más de cuatro meses desde casa, lo que es un desafío para la industria. Y lo más probable es que, varias de estas, sigan en esta modalidad para proteger la salud de sus trabajadores, por lo menos hasta finalizar el año. Incluso el 80% de las empresas de Estados Unidos se mantendrán en teletrabajo tras la pandemia.

Dada las diversas estrategias de desconfinamiento de la población que todos los países deben llevar a cabo en las siguientes semanas, las empresas de tecnologías pasan a ser un aliado indispensable para entregar soluciones en la etapa de transición y luego de mantención de una operación estabilizada y segura.

Para ello TIVIT, la multinacional líder en tecnología, que está presente en diez países de América Latina, ya se encuentra trabajando con algunos clientes para la integración de soluciones IoT que den soporte directo e indirecto a las medidas que en general se requieren para mitigar contagios y resguardar la salud de las personas.

Algunas de estas medidas pueden ser los sistemas de medición de temperatura, que detectan de forma masiva la temperatura corporal de las personas que ingresan a un recinto o medio de transporte masivo; capaz de configurar la detección de uso de mascarillas u otro elemento de protección que este normado, generando todo tipo de alarmas locales y alertas que son enviadas al área responsable. La inversión del sistema es sustentable en el tiempo, ya que sin mayor costo puede ser utilizado para la lectura e identificación facial posterior a la pandemia.

Otra alternativa es el seguimiento de los COVID-19 positivos a través de los celulares, la cual sería una buena opción para realizar seguimiento y encontrar punto de aglomeraciones de personas, pero al mismo tiempo, es un problema en cuanto a la privacidad de cada individuo. De esta forma, se podría crear una base de datos de las personas que deberían estar en confinamiento. La tecnología está disponible y, tiene las capacidades para ejecutar estas herramientas para detectar y frenar la expansión de la pandemia pero, para ello, se debe contar con una autorización del involucrado.

Otro aspecto que ha traído la pandemia, es la implementación del teletrabajo y la de cuestionarse si realmente las empresas requieren el 100% de infraestructura de las oficinas para acoger a sus empleados. TIVIT, propone realizar una mejor distribución de los puestos de trabajo y quedarse con los indispensables de acuerdo a las funciones de cada colaborador. El sistema cuenta con dispositivos que detectan el uso de los puestos de trabajo, los que pueden ser reservados con anterioridad en caso de que las personas deban asistir físicamente a la oficina. Esta tecnología aplica también para salas de reuniones y otros sitios comunes. Los beneficios son la optimización de espacios y la administración centralizada de estos. El sistema puede detectar que se mantenga la distancia social y como evitar la aglomeración de un gran grupo de personas en sitios confinados como salas de reuniones. Todo lo anterior se potencia mediante el uso de "weareables" ya masificados actualmente, como lo son los relojes y teléfonos inteligentes.

Un tercer ejemplo, asociado al teletrabajo, y para el personal que requiera un alto estándar de conectividad, es contar con un kit tecnológico que contemple ciberseguridad, respaldo de energía y respaldo de comunicaciones, que se instale en casa y sea una extensión de la alta disponibilidad que se tiene en la oficina. Además se pueden utilizar los monitoreos de productividad para que las compañías puedan realizar métricas y estadísticas de la productividad en cada trabajador y de la empresa en su totalidad.

"A nivel técnico no resulta complejo el diseño de este tipo de soluciones, toda la tecnología necesaria lleva inventada algunos años, solo se requiere pensar los negocios y las operaciones de una manera distinta a como lo veníamos realizando.", comenta Francisco López, Country Manager de TIVIT Chile

Aunque aún no es claro cómo se va a enfrentar la nueva normalidad al 100%, hay que pensar en soluciones que se mantengan en el teletrabajo y, por sobre todo, en la seguridad de los ciudadanos y trabajadores chilenos. Post pandemia es importante crear conciencia sobre la necesidad de acelerar las iniciativas digitales, por lo que, es fundamental que, las empresas piensen en crear operaciones más automatizadas y servicios digitales altamente disponibles para que no expongan a su personal y sean finalmente más productivos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin