Telecomunicaciones y tecnologia

5G ayudará a Chile a reactivar la economía y la transformación digital

Se estima que existen 300 millones de hogares en América Latina sin acceso a banda ancha fija.

Un estudio presentado por Nokia y Omdia reveló que el despliegue de las redes 5G detonará la transformación digital y la productividad en Chile, contribuyendo a que el país supere más rápidamente la crisis económica generada por la pandemia del Covid-19.

De acuerdo al estudio, el 5G puede agregar un punto porcentual al crecimiento anual del PIB de Chile entre 2021 y 2035, por lo que se convertirá en uno de los motores importantes de la recuperación económica, principalmente por el impacto que tendrá en la mejora de la productividad.

En el largo plazo, el 5G generará un impacto económico de $207 mil millones de dólares en Chile para el año 2035, distribuido entre varios sectores dentro de los cuales destacan las tecnologías de información y comunicaciones (TIC) con $41 mil millones, servicios con $39 mil millones, manufactura con $29 mil millones, minería con $23 mil millones, construcción con $15 mil millones y comercio con $10 mil millones de dólares.

El despliegue del 5G en el mundo

Los lanzamientos de redes 5G comerciales en Estados Unidos y Corea del Sur han capturado la atención del mundo con la promesa de velocidades de transmisión extremadamente altas y con una latencia comparable a la del cerebro humano. Además, los acelerados despliegues en Medio Oriente han demostrado que el 5G no está limitado a países altamente desarrollados. Para finales del 2019 ya existían más de 40 redes 5G comerciales en todo el mundo.

En el caso de América Latina, existen algunas redes comerciales 5G en el Caribe y Uruguay, además de varias actividades para pruebas y pilotos. La tardanza en grandes despliegues se debe en gran parte a que América Latina adoptó 4G de manera tardía. De acuerdo al estudio, actualmente el 4G tiene una penetración de 52% en líneas móviles, el 3G tiene 33% y 2G sigue operando en el 13% de las líneas. Para esta última no se prevé su desaparición sino hasta después del 2024.

De acuerdo al estudio, el despliegue de 5G transformará radicalmente al menos tres segmentos del mercado de telecomunicaciones en Chile: el mercado masivo de banda ancha móvil, el mercado residencial de banda ancha fija y el mercado de redes para grandes empresas.

A medida que el tráfico sigue creciendo, los usuarios se están volviendo más impacientes con la capacidad de la banda ancha móvil del 4G existente (y con las redes WiFi públicas de baja velocidad). Por tal razón, se espera que 5G gozará de una rápida adopción en el mercado masivo de banda ancha móvil. De acuerdo al estudio, se estima que el 25% de estas líneas estarán operando en 5G para el 2024 en Chile.

En segundo, está el mercado de redes para grandes empresas, en donde destaca la funcionalidad de partición de las redes 5G (Network Slicing), la cual habilita la creación dinámica de redes privadas 5G. Estas nuevas redes superan en todos sus atributos (flexibilidad de despliegue, latencia, velocidad, seguridad, capacidad de personalización) a las redes empresariales actuales.

En el tercer segmento, el mercado residencial de banda ancha fija, se encuentra actualmente habilitado por fibra óptica. En este segmento, 5G se convertirá en una alternativa real gracias a las soluciones 5G FWA (acceso fijo-inalámbrico), que ofrecen a los operadores mayor flexibilidad y menor costo de despliegue y operación.

De acuerdo al estudio, se estima que hoy en día existen 300 millones de hogares en América Latina sin acceso a banda ancha fija y 45 millones de hogares adicionales con banda ancha fija de baja velocidad (menos de 30 Mbps). Todos estos hogares podrán ser atendidos por 5G FWA.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin