elEconomista.es
Chile
Últimas noticias
4.030,52
+0,79%
670,8950
+0,06%
47,77
+7,28%
6.022,00
0,00%

Tragos de fin de año: los secretos de su sabor y efecto burbujeante

elEconomistaAmérica.com | Chile - 16:04 - 19/12/2018
0 comentarios
    tagsMás noticias sobre:
    El CO2 y el nitrógeno generan el efecto burbujas en los espumantes.

    Sin duda, los reyes del brindis de Navidad y Año Nuevo son el cola de mono y el espumante pero no todos saben por qué estos bebestibles tienen la frescura y sensación burbujeante que tanto encanta al paladar.

    Para entender más acerca de este chispeante proceso y cómo estos productos llegan a tener sus cualidades, la subgerente de Negocios Vitivinícola de INDURA, Claudia Sánchez, revela que dentro de los secretos de los espumantes, se encuentra la aplicación de nitrógeno (N2) y CO2. "El CO2 se ve reflejado en el efecto burbujeante del espumante y por eso el contenido final de CO2 es fundamental en este tipo de vino. En el proceso se logra mantener o disolver un alto contenido de este componente en el producto, ya sea que este proviene de una fermentación o haya sido añadido al mismo," detalla.

    Proceso de elaboración

    Las soluciones y métodos que se utilicen estarán determinadas por el proceso mediante el cual se elabora el espumante. Por ejemplo, para los métodos charmat y champanoise, el componente a utilizar es N2 o CO2; esto, "para las contra presiones del tanque y línea de envasado", argumenta la ejecutiva.

    Por otro lado, explica que para el método de gasificación, "el CO2 se utiliza disuelto directamente en la elaboración del producto en cuba, con el fin de incorporar el gas como finas burbujas; también se usa en la etapa de presurización del tanque y envasado del producto". Así, "la inyección de estos gases se realiza mediante control de presión, medición de flujo, sistemas de disolución del gas y medición del nivel de CO2 disuelto", precisa la subgerente de INDURA.

    Para otros tragos como el clásico cola de mono o las bebidas ICE, también se utilizan gases. "Bebestibles como cola de mono utilizan, en ocasiones, nitrógeno, con el objetivo de lograr la conservación del producto por un mayor tiempo, asegurando así mantener sus características organolépticas", detalla, agregando que para los productos tipo ICE, el CO2 se disuelve para darle un toque burbujeante y efecto más refrescante". Sánchez enfatiza que para todos estos procesos se trabaja con gases certificados en calidad alimenticia, con el fin de no afectar de ninguna manera la calidad del producto final.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 0

    Deja tu comentario

    Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:


    elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

    Enviar

    Flash de noticias Chile

    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    La nueva forma de <b>capacitación</b>: desarrollo de competencias vía salas de escape
    <b>Goplaceit.com</b> lanza primer sistema de compra online de propiedades